El pintor y vidriero barcelonés Joan Vila-Grau, autor de los vitrales de la Sagrada Familia, ha muerto este viernes por la mañana a los 90 años por causas naturales en su domicilio de Barcelona, ha informado su familia en un comunicado.

A finales de los años 50 se interesó por la renovación del arte litúrgico, así como por la mejora y embellecimiento de los edificios mediante el arte y fundó en 1961 el grupo de artistas ‘La Cantonada’ y en 1963 la revista Qüestions d’Art.

Vila-Grau, uno de los máximos especialistas de los vitrales de Europa, escribió múltiples publicaciones sobre el tema y participó en varias conferencias en universidades de Europa y Estados Unidos.

En 2010 recibió la Creu de Sant Jordi en reconocimiento de su obra pictórica y era miembro de la Reial Acadèmia de Belles Arts de Sant Jordi de Catalunya, de la Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona i del Corpus Vitrearum Medii Aevi.

En un tuit recogido por Europa Press, la Conselleria de Cultura catalana de la Generalitat ha destacado la «enorme» contribución del artista del mundo del arte, y ha trasladado su pésame a amigos y familiares.