Es uno de los hombres más felices de España desde el sábado pasado, cuando el Atlético de Madrid sumó su undécimo título liguero. Pero el patrimonio de Enrique Cerezo da para varias vidas. Algo que ha conseguido levantándose a las 6.30 de la mañana y terminando de trabajar a las 10:30 de la noche. Una de esas vidas, la más conocida y visible, es la del club rojiblanco en cuyas vitrinas ya ha sumado logros para hacerse un hueco en la historia colchonera. La otra es el séptimo arte. En el cine, el empresario ha desempeñado un papel del que no se cansan de alabar actores y cineastas de todas las edades. Pero es el trabajo más callado y meticuloso de su empresa el que vamos a heredar todos: la digitalización -a contrarreloj- del cine español. Un tesoro para la cultura española. 

“Todo se deteriora y cuando se deteriora hay que restaurarlo y es mejor hacerlo ahora que está bien el material antes que esperar más años a que se vaya quitando el color que tenía originalmente, porque el color se degrada, aunque el celuloide aguanta muy bien”, explica Enrique Cerezo a El Independiente.  “Ya llevamos casi 130 años con estos materiales y están intactos, pero del uso se van degradando y para eso estamos nosotros, para restaurarlos”, añade.

Enrique Cerezo posee el catálogo más grande del cine español y parte de este se puede ver en FlixOlé, la gran plataforma de cine español que ha creado. “Este catálogo es un trabajo de muchos años. Se empiezan comprando una serie de películas y luego más y más.. y se llega a lo que tenemos actualmente, que son casi 8.000 títulos”, afirma. Su catálogo digital crece entre 3 y 4 películas a la semana, el tiempo que tardan en restaurar los rollos de película. Un proceso que requiere un trabajo minucioso de recomposición de secuencias y escenas completas, fotograma a fotograma, de las viejas cintas.

Antes de que se pudiera ver en FlixOlé, parte de este catálogo se ha emitido en 8 Madrid, que es “una cadena televisión local en la que se ponen todos los días 6 o 7 películas, muchas inéditas otras conocidas, y lo hacemos para que -ese material que desde su estreno en cine nos se había emitido- se pueda ver”, asegura Cerezo. De esta primera salida hacia el público de sus películas nace FlixOlé. “Tener un catálogo tan amplio te da para muchas cosas y una de ellas es para montar una plataforma de cine español y -sobre todo- una plataforma donde todo el cine español va a estar agrupado en el mismo sitio”, asegura el empresario.

Cerezo habla de su empresa y de su proyecto con mucha normalidad, pero su catálogo es algo único ya que conserva la producción del séptimo arte de factura nacional y lo recupera. “Intentaremos pedir [ayudas] para que colaboren -en algo- en la restauración del cine español, que ya hay mucho restaurado pero intentamos hacerlo cada día mejor y cada día salen mejores sistemas, mejores maquinarias digitales que ayudan muchísimo a hacer que estas películas que estaban prácticamente inservibles se puedan ver”.

Enrique Cerezo posa para El Independiente delante de una colección de cuadros de Equipo Crónica
Enrique Cerezo posa para El Independiente delante de una serie de cuadros de Equipo Crónica Ignacio Encabo

Cerezo, coleccionista de arte

Postales, guiones, contratos, fotos originales de rodajes y cartelería original; el sueño de todo cinéfilo coleccionista es el archivo que tiene Enrique Cerezo. Da para un museo; «espero que llegue al público», afirma. Un archivo que es afán de puro coleccionista, «para mi, igual que tener un buen cuadro, es tener un cartel de MAC o de Jano o Perelló. Yo estoy tan orgulloso como si tuviese un Goya en la pared», asegura.

Si bien no tiene un cuadro de Goya para competir con los carteles, tiene una colección de arte envidiable con destacados creadores como Rafael Canogar, Luis Feito, Manolo Valdés, Juan Gris y Equipo Crónica. «Equipo crónica, se los compré a un amigo mío que se mudaba y no tenía sitio», comenta con naturalidad.

La ventaja de FlixOlé frente a otras plataformas es que su mercado es internacional ya que tiene los derechos para que las películas se vean en todo el mundo, de manera que al otro lado del charco se pueden ver sin problemas. Además, les consta que se ha convertido en herramienta para aprender español y en herramienta de documentación, pues académicos y estudiosos del cine de todo el mundo pueden acceder a ver películas españolas sin tener que venir a España.

Por eso los contenidos no son sólo lo único que diferencia a FlixOlé de las otras plataformas. “Nosotros no tratamos de competir ni con Netflix, ni con Amazon, ni con HBO, porque nuestro producto es único y sólo lo vamos a tener nosotros. No vamos a competir con ellos”.

«Ahora parece ser que como Netflix sólo produce para ellos, nosotros tenemos que hacerlo. No, nosotros queremos que todo el cine español esté en FlixOlé»

La batalla de Cerezo es llegar al público: “lo que queremos es que el público español conozca su cine y cuando digo cine, digo cultura y digo todo lo que desarrolla la cultura alrededor de una película”, asegura. Esta batalla tiene un gran territorio virgen, que son los jóvenes. “Hay muchos actores y directores que el público nuevo desconoce. Lo importante es que tengan algo que les incite a poder verlo y yo estoy convencido -no es la primera vez que pasa- que la gente joven cuando ve los grandes clásicos del cine español le gustan mucho en todas sus variedades. Conozco a mucha gente joven que prácticamente han conocido a López Vázquez y Alfredo Landa por las últimas películas que hicieron, pero que no conocieron todas las películas anteriores. No conocen las primeras películas de esos actores o de esos directores y volver a ver todo esto para ellos supone una gran alegría, porque están viendo algo que no conocían y les parece buenísimo”.

El futuro de FlixOlé no pasa por producir en exclusiva para la plataforma como hacen otras. “Produciremos lo que pensemos que debemos producir. El negocio de FlixOlé está encauzado para que todo el cine español se vea en la plataforma. Creemos que lo vamos a conseguir, pero no sólo serán nuestras producciones. Ahora parece ser que como Netflix sólo produce para ellos, nosotros tenemos que hacerlo. No, nosotros queremos que todo el cine español esté en FlixOlé y el cine español produce muchas películas todos los años”, mantiene.

De momento, el cine tiene que levantar cabeza después de la crisis del Covid que ha afectado mucho a la industria. “No sólo en España, sino en todos los países. Los cines no tienen los aforos completos, las películas que se han producido no tienen el interés que todos esperamos que tengan y esto sumado a la falta de espectadores hace que la pandemia sea desastrosa para el cine”. Y no sólo el cine, el fútbol, la otra pasión de Cerezo, también ha padecido lo peor de la crisis. “Los dos hemos sido los grandes perjudicados de la pandemia. Nos hemos llevado la palma”, asegura.