Cine

La película más mágica de Walt Disney: 120 años creando un mundo de fantasía

Imagen de Walt Disney rodeado de sus personajes

Ilustración de Walt Disney rodeado de sus personajes. Carmen Vivas

El zapato de Cenicienta, la manzana de Blancanieves o las orejas de Mickey Mouse. Personajes que son historia, que han protagonizado los más de 80 films de animación y numerosos cortometrajes ideados por un genio: Walt Elias Disney. Un auténtico creador de sueños que lleva acompañando a niños y mayores durante 120 años. Era 1901, tal día como hoy, cuando nacía en Chicago el animador y productor de cine que cambiaría la cultura popular del mundo.

Innovador en la industria de la animación, aplicando nuevas técnicas en la creación de dibujos animados que le han llevado a convertirse en la persona con más Premios Óscar en su haber (22). Quisquilloso e inconformista, persiguió sus sueños hasta lograrlos. Walt Disney dejó un legado para siempre, recordando en sus discursos que «si puedes soñarlo puedes hacerlo, que todo esto comenzó con un ratón».

Walt Disney junto a la figura de una de sus creaciones.
Walt Disney junto a la figura de una de sus creaciones. EP

Una infancia entre bocetos

Desde bien pequeño, Walt Disney ya mostraba su pasión e interés por la pintura y el dibujo. En su pueblo natal, en el estado de Missouri, fue donde realizó sus primeras viñetas; bocetos de inspiraciones que él tenía y que vendía entre sus vecinos y amigos. Con la mudanza de su familia a Kansas City, el pequeño Walt, con apenas quince años, comenzó a trabajar como repartidor de periódicos compaginándolo con la escuela en la que ya plasmaba sus historietas. Dibujos de casos políticos o relacionados con la Primera Guerra Mundial quedaron reflejados en el periódico del instituto The Village Voice.

Llegan La Cenicienta y El Gato con Botas

Ilustración de Walt Disney y su amigo Ub Iwerks junto a Mickey Mouse.
Ilustración de Walt Disney y su amigo Ub Iwerks junto a Mickey Mouse. Adrián Pardos

Con el ingreso en la agencia Pesmen-Rubin Commercial Art Studio como aprendiz, Walt conoció a Ub Iwerks. Ambos animadores forjaron una amistad que les ayudó a progresar y desarrollar conocimientos en el mundo de la animación. Razón por la cual, en 1922, Walt Disney decide emprender su propio negocio. Laugh-O-Gram Films nacía para crear cortos infantiles como El Gato con botas o la Cenicienta entre otros, pero una grave crisis obligó al artista a cerrar y trasladarse a Hollywood con el propósito de ganarse la vida como guionista y creador de personajes. Una vez allí volvió a probar suerte con la creación, junto a su hermano Roy, de la Disney Brothers Studio. Una época con numerosas dificultades que hizo sacar el coraje y sacrificio de Walt. En 1924 el amigo Ub Iwerks se une a la empresa de los hermanos lo que permite a Walt centrarse en su pasión. La creación de personajes y guiones era constante, lo que se traducía en el cumplimiento de objetivos por parte de Disney.

Su personaje estrella: Mickey Mouse

El primer Mickey Mouse.
El primer Mickey Mouse. EP

Primero llegó Oswald, el conejo afortunado. Una creación junto a su amigo Iwerks que llevó a los artistas a la desesperación. Al no poseer copyright, los derechos de este personaje quedaron en propiedad de la Universal. Un revés para los amigos que solo hizo que animarlos para crear lo que sería el primer boceto del personaje estrella. Fue un 18 de noviembre de 1928 cuando, tras un viaje a California, nace Mortimer Mouse, aunque no tardaría en cambiar de nombre a petición de su esposa Lilian por Mickey Mouse. «Su cabeza era un círculo con otro círculo a modo de hocico. Su cuerpo era como una pera y tenía una cola larga; sus patas eran tubos de pipa y se las metimos en zapatos grandes para darle el aspecto de un chiquillo con el calzado de su padre», describía el propio Disney.

Cuando la gente se ríe de Mickey Mouse, es porque él es tan humano, y ese es el secreto de su popularidad. Sólo espero que no perdamos de vista una sola cosa, que todo fue iniciado por un ratón»

walt disney

El origen del personaje es todavía un misterio, ya que muchas son las versiones que circulan sobre el nacimiento del dibujo animado. El relato más fiable cuenta que fue el dibujante Ub Iwerks quien creó al ratón a petición del propio Walt. Tras la pérdida de los derechos de Oswald, decidieron usar las bases de este personaje para la creación del afamado ratón. Por su parte, Walt Disney interpretó la voz del personaje durante 17 años y le atribuyó la personalidad y carácter, que muchos de sus compañeros relacionaban con la del propio artista. Han pasado los años y Mickey Mouse ha aparecido en tiras cómicas, dibujos animados, videojuegos e infinidad de publicaciones para convertirse en la estrella de la compañía. Su estreno oficial, aunque ya había aparecido con anterioridad, fue en Steamboat Willie, el primer cortometraje sonoro de dibujos animados que lanzó al popular personaje y sus creadores al reconocimiento mundial. «Cuando la gente se ríe de Mickey Mouse, es porque él es tan humano, y ese es el secreto de su popularidad. Sólo espero que no perdamos de vista una sola cosa, que todo fue iniciado por un ratón».

Mickey Mouse en Steamboat Wille, primer cortometraje sonoro de dibujos animados

De Blancanieves a Los Tres Cerditos pasando por Pluto o Dumbo

Al borde de la quiebra. Así se encontraba la compañía a principios de 1934 tras producir el primer largometraje de Disney. Lo que la empresa no sabía es que estábamos ante el proyecto que acabaría por relanzar a la empresa Walt Disney Studio. Hacemos referencia a Blancanieves y los siete enanitos, un largometraje que logró recaudar más de 8 millones de dólares. Un éxito insólito que ayudó a la construcción de un nuevo estudio en California para seguir sacando a la luz producciones con nuevos personajes como Pinocho, Dumbo, Bambi, o el cortometraje Fantasía, entre muchos otros.

Estreno de Blancanieves y los siete enanitos en 1938. Europa Press

Aun con todo, la década de los 40 no fue nada sencilla para la compañía. Supieron sobreponerse a las dificultades lidiando contra una gran huelga y pudieron seguir presentando más títulos que con el paso del tiempo se han convertido en la espectacular carta de presentación al mundo de Walt Disney Studio: La cenicienta, Peter Pan o La Dama y el vagabundo.

Disneylandia, el mundo donde los sueños se hacen realidad

Persiguiendo objetivos durante toda su trayectoria profesional. Una de las muchas ideas que rondaba la cabeza de Disney desde hace años, era la creación de un parque temático donde se reunieran todos sus personajes. Un resort donde niños y adultos pudieran disfrutar de sus dibujos animados preferidos, el denominado «lugar más feliz del mundo». Y fue gracias al empresario Howard Hughes que se hiciera realidad un 17 de julio de 1955. Disney había recibido un crédito de parte del estadounidense que como contrapartida buscaba invertir en el sector cinematográfico. Con esta cantidad de dinero logró abrir el parque de atracciones conocido como Disneylandia, en California y presentó películas como Cenicienta en 1950 o Peter Pan en 1953.

Inauguración de Disneyland en California. 17 de julio de 1955

Un adiós demasiado pronto

Tras un paro cardiorrespiratorio, Walt Disney fallecía el 15 de diciembre de 1966. El animador, al le habían diagnosticado cáncer de pulmón, se encontraba inmerso en la producción de la película El libro de la selva. El cuerpo fue trasladado al panteón familiar en el Forest Lawn Memorial Park de Glendale, en California. Se despedía así el creador de dibujos animados con más impacto de las últimas décadas.

Desde su adiós muchas han sido las especulaciones que se han difundido diciendo que el cuerpo de Disney se encuentra congelado a la espera de que la ciencia encuentre una solución a su enfermedad y ser así resucitado y curado. Hasta el momento no existe ningún tipo de indicativo que confirme estos hechos. Lo que sí que es cierto es que tras su fallecimiento nació su leyenda, que sigue haciendo las delicias de pequeños y mayores, creando personajes y continuando con todos los que él ideó. Los Donald, Tres Cerditos, Pluto, Bambi, estarán muy orgullosos de su creador.

Te puede interesar

Comentar ()