La Cadena Ser ha anunciado que esta madrugada del lunes 4 de noviembre ha sufrido un «ataque de virus del tipo ransomware, encriptador de archivos, que ha tenido una afectación grave y generalizada de todos sus sistemas informáticos».

Por eso, y siguiendo el protocolo establecido en ciberataques, «la SER se ha visto en la necesidad de desconectar todos sus sistemas informáticos operativos».

«En este momento, la emisión de la SER queda garantizada desde su sede central en Madrid, apoyada en equipos autónomos», ha afirmado le emisora, que ha añadido también que «los técnicos trabajan ya para la recuperación progresiva de la programación local de cada una de sus emisoras».