Cultura

Santiago Vera: "Es triste decir que la pandemia es el bien que ha potenciado la cultura, pero es así"

Santiago Vera presenta 'La vida secreta de Sarah Brooks', su primera novela

Colgada de un árbol, bocabajo y completamente desnuda en la profundidad húmeda y espesa del bosque de Sotonehaven. Ese iba a ser el final, al compás de You Got me Singing de un Leonard Cohen que habla de cárcel como de perdón y lugares sombríos. Sarah Brooks iba a morir. Y Santiago Vera (Barcelona, 1983) a escribir entonces su historia.

Convertida en su primera novela, La vida secreta de Sarah Brooks es el drama criminal para los nostálgicos de Twin Peaks y un Jöel Dicker en El enigma de la habitación 622 que, en 493 páginas, cuenta la historia de «el cascarón de carne y huesos en el que se ha convertido el cuerpo de la adolescente»: «Me confieso amante de las novelas de Connolly y Stephen King, y del argumento de un asesinato ocurrido en el pueblo homónimo de Twin Peaks. Desde pequeño he buscado historia en el cine o la literatura para buscar mis propios relatos y llevarlos al papel. La vida secreta de Sarah Brooks es el primero de ellos, un thriller en el corazón de uno de esos pueblos donde, aparentemente, nunca pasa nada, Sotonehaven. Hasta que pasa. Es curioso, pero se me ocurrió la historia de Sarah escuchando una canción de Leonard Koen que descubrí por casualidad, You Got me Singing. De repente, al escucharla, me imaginé a alguien arrastrando el cuerpo de una chica por el bosque, a los personajes; imaginé la historia. Tanto el principio como el final de la novela lo tenía clarísimo desde el primer momento. Me faltaban ciertos detalles del desarrollo, pero no me preocupé por ello. Yo iba escribiendo y la cosa fluía».

  • Nº DE PÁGINAS: 496
  • EDITORIAL: S.A EDICIONES
  • IDIOMA: Castellano
  • FECHA DE LANZAMIENTO: 13/01/2022

En la profundidad húmeda y espesa del bosque de Stoneheaven, descansa el cascarón de carne y huesos en el que se ha convertido el cuerpo adolescente de Sarah Brooks. Con solo diecisiete años y muchos secretos en su poder, la joven ha aparecido colgada de un árbol, bocabajo y completamente desnuda. ¿Quién puede haberla asesinado de este modo? ¿Qué sabía Sarah? ¿Quién le tenía miedo?

Este thriller es un viaje al corazón de uno de esos pueblos estadounidenses donde, aparentemente, nunca pasa nada. Sin embargo, bajo la aparente calma, bullen odios y mentiras a punto de estallar.

Vera comenzó a escribir la novela antes de aquel fatídico 11 de marzo de 2020 y reconoce, que, pese a todo lo malo que ha traído consigo, la pandemia le ha regalado el tiempo y la atención que antes no le había prestado a poner el punto y final. Atención, que, dice, también ha crecido en los lectores: «Tenía la historia en mi cabeza, solo necesitaba tiempo para ponerme a escribir. El confinamiento me lo dió, y me empujó a dejar a un lado la poesía, que es a lo que me había dedicado hasta ahora, y terminar la que es ahora mi primera novela. El proceso de escritura fue muy fluido, estoy contento. Creo que dentro de lo malo, la pandemia la potenciado la cultura y la literatura, el gusto por leer novela negra, el thriller. Es triste pensarlo, pero es así. En mi proceso de escritura al final los lectores juegan un papel fundamental».

Sobre si es una novela autobiográfica, Santiago no da demasiados detalles, aunque reconoce que como la mayoría de los escritores, él también ha caído en eso de plasmar al papel sus sentimientos, «trasladar parte de mi ‘yo’ a los personajes, a sus maneras de ser y sus formas. Hay cosas de la historia que son recuerdos y experiencias propias, maquilladas en la ficción, claro, pero con las que empatizar. Yo me identifico mucho con Declan, por su sentido del humor, pero también con David Porter, Barry o Clarisse. Al final, cada uno tiene parte de mí y no podría elegir uno en concreto. Creo que me siento más identificado con los sentimientos que despliegan los personajes que con ellos mismos», señala el autor en palabras para El Independiente.

Tras La vida secreta de Sarah Brooks, el barcelonés promete nuevos proyectos pero prefiere ser cauto y esperar a conocer la recepción final de esta novela antes de publicar la siguiente: «Tengo muchas ideas que rondan por la cabeza, y seguiré escribiendo pero, por ahora, me conformo con que mucha gente lea La vida secreta de Sarah Brooks, que el boca a boca la convierta en un gran éxito y todos puedan disfrutar de los secretos que se ocultan en sus páginas».

Te puede interesar

Comentar ()