El escritor Domingo Villar (Vigo, 1971) ha muerto a los 51 años de edad tras sufrir un infarto cerebral. Conocido por ser autor de novela negra y el creador del inspector Leo Caldas, Villar había ingresado en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo el pasado lunes.

«Hoy ha fallecido a los 51 años Domingo Villar, nuestro autor, nuestro querido amigo y el protagonista de uno de los grandes fenómenos de la novela policíaca en castellano de los últimos años, al que tuvimos el orgullo de acompañar en el camino», señala la editorial Siruela en un comunicado, en el que añadía que no habrá capilla ardiente ya que la familia quiere despedirse del escritor en la más estricta intimidad.

Villar, que se definía como «un pesimista alegre» y un «artesano que cuenta historias despacito y que habla de personajes emocionados», ha sido uno de los autores gallegos con mayor reconocimiento y sus libros se han traducido del castellano y el gallego a varios idiomas. Publicó su primera novela hace 15 años, en 2006, que se tituló Ojos de agua, más tarde publicaría La playa de los ahogados, volviendo a convertir a Vigo en el escenario.