Un baile de tiburones con unas gaviotas de punta negra en la Polinesia Francesa componen la mágica foto de Renee Capozzola que le ha convertido en la mejor fotógrafa subacuática del año 2021. Elegida entre 4500 fotografías submarinas enviadas por fotógrafos de 68 países, es la primera autora en ser nombrada ganadora de este concurso internacional de fotografía que desde 1965 selecciona las mejores imágenes del mundo submarino.

Para tomar la imagen de Sharks’ Skylight (Tragaluz de tiburones), Capozzola viajó desde su casa en California hasta la pequeña isla de Moorea en agosto de 2020. «La Polinesia Francesa protege fuertemente a sus tiburones, es mi lugar favorito para fotografiarlos», explica. «Dediqué varias tardes a fotografiar en las aguas poco profundas al atardecer, y finalmente fui recompensado con esta escena: agua cristalina, una rica puesta de sol, tiburones e incluso pájaros».

Una imagen, como todas las de este concurso, que tiene un mensaje conservacionista. “Esta es una fotografía de esperanza, un vistazo de cómo puede ser el océano cuando le damos una oportunidad, prosperando con una vida espectacular tanto debajo como sobre la superficie», ha asegurado el presidente del jurado Alexander Mustard. Entre las fotos galadardonadas hay dos premiadas a españoles. La tomada por Rafael Fernández Caballero en la que se muestra a un cachalote sangrando y otra foto de Isaías Cruz de una raya «cazada» en las costas de Bermeo.