Llega uno de los días más comerciales del año en el que se eleva la bandera del amor y las ventas de productos y servicios relacionados con San Valentín. Hay quienes optan por no consumir nada más de lo que gastarían en un día cualquiera y otros que eligen comprar un detalle a su pareja. Si estás en el segundo grupo, nuestra sugerencia es decantarse por uno de los regalos clásicos y siempre oportuno: un libro. A continuación te presentamos nuestra lista de libros para regalar en esta fecha de los enamorados.

‘Pensamiento monógamo, terror poliamoroso’ de Brigitte Vasallo

Pensamiento monógamo, terror poliamoroso

Pensamiento monógamo, terror poliamoroso es el último ensayo de la escritora Brigitte Vasallo (Barcelona, 1973), “feminista entre comillas, pensadora bastarda por elección y charnega por nacimiento”. Éste libro es un ensayo ensayo sobre la centralidad de la monogamia en nuestras construcciones amorosas y sus mecanismos de imposición. Desde sus propios fracasos amorosos, Vasallo cuestiona el poliamor y desmonta nuestras formas de relación desde las bases, en un intento de detener la confrontación para hacernos ingobernables: “ni un cadáver emocional más en nuestras vidas, ni privadas, ni colectivas”.

Pensamiento monógamo, terror poliamoroso (Ed. La Oveja Roja), Brigitte Vasallo

‘Estudio sobre noviembre’ de Tulia Guisado

Estudio sobre noviembre

Tulia Guisado (Barcelona, 1979) en su estudio sobre el décimo primer mes del año nos invita a adentrarnos en su delicada prosa poética. “El silencio se construye y se lesiona durante un año, una vida. Qué clase de ruido puede perturbar la calma de una erupción callada, siempre quieta, pero latiendo. La memoria, diluida, y el tiempo, trazan una fisura en la piel de quien observa, despacio. Quien observa lo ajeno se observa a sí mismo, con el índice sobre el corazón, a punto para pulsar. El silencio que sigue a la detonación es muy similar al silencio que la precede”.

Estudio sobre noviembre (Ed. Huerga y Fierro), Tulia Guisado

‘Mujer varada’ de Regina Salcedo

Mujer Varada

Regina Salcedo (Pamplona, 1972). Estos poemas “hablan de una mujer que bajaba en pijama a por el pan. a eso había llegado. la pobre. la muy floja. hace días que ella no come pan. no ha alcanzado la orilla del rellano. / tan blanda en el paladar. la miga. le da asco. / disolviéndose”.  La mujer varada toma distancia para “comprender el origen de su quiebra”.

Mujer varada (Ed. Libros de la Marisma), Regina Salcedo

‘Un mar violeta oscuro’ de Ayanta Barilli

Un mar violeta oscuro

Ayanta Barilli (Roma, 1969). En Un mar violeta oscuro la periodista y escritora cuenta la historia de tres mujeres que tienen en común haber elegido a a hombres que no las supieron amar y que se rebelan ante la amenaza de ese destino aparentemente ineludible.

“Elvira se casó con Evaristo, un demonio que sembró el miedo y la locura. Su hija Ángela renunció a sí misma por un marido ausente, siempre en los brazos de otras, incapaz de ocuparse ni de ella ni de sus hijas. Y la indómita Caterina, tercera de la saga, acabó enamorada de otro ser diabólico, sin tener conciencia del peligro que corría. Sólo Ayanta, última descendiente, se enfrentará a su herencia transitando el camino de los recuerdos y de la verdad”.

Un mar violeta oscuro (Ed. Planeta),  Ayanta Barilli

‘Domicilio equivocado’ de Luz Cassino

Domicilio Equivocado

Luz Cassino (Buenos Aires, 1957). La autora argentina que huele a mandarina “transita por los caminos del olvido hasta llegar a un empoderamiento imprescindible, no sin trazas de amargura y de dolor que parece ser el modo de aprendizaje más común para los seres humanos. Nos desvela las resistencias a veces para desapegarse de aquello a lo que la mente vuelve y revuelve, en un intento de sostener el yo mínimo con el que nos identificamos, agarrados así a los miedos de vivir”, señala su prologuista Begoña Abad.

Domicilio equivocado (Ed. Huerga y Fierro), Luz Cassino

‘La isla de los conejos’ de Elvira Navarro

La isla de los conejos

Elvira Navarro (Huelva, 1978) vuelve con once relatos inquietantes y sórdidos en La isla de los conejos. “Un falso inventor lleva conejos a una isla para que acaben con los nidos de unos pájaros cuyo nombre nadie sabe. En la penumbra nocturna, una especie extinguida hace miles de años le sale al paso a un archiduque. Los sueños de los clientes de un hotel son objeto de un insólito hurto. El fantasma de una madre abre una cuenta en Facebook y le pide amistad a su hija. Una pareja a punto de romper deambula por un albergue inhóspito. En una banlieue parisina desaparece un tramo de avenida”. En todos ellos Navarro nos conduce a las habitaciones cerradas en las que se pierden cada uno de los personajes.

La isla de los conejos (Ed. Random House), Elvira Navarro

‘Un solo de saxo’ de Ana Montojo

Un solo de saxo

Ana Montojo Picó (Madrid, 1949). Con esa voz tan íntima de la poeta madrileña habla de la soledad y “del amor que encontramos sin buscarlo ya, casi sin desearlo”, como se lee en el prólogo de Rodolfo Serrano. Y así habla del Futuro: “No sé qué voy a hacer ahora con mi vida,/te preguntas mirando al horizonte./Yo no te digo nada, porque pienso/que ya hemos hecho todo; lo que queda/son recuerdos, algunos hasta hermosos,/y fugaces instantes como este/en que tú y yo volvemos a estar juntos/por el gusto de estar, sin objetivos,/sin siquiera jurar amor eterno,/solo vivir, volver a nuestra casa,/a la que, por un rato, nos acoge/en esa calidez tan conocida/que guardan nuestros cuerpos.//Ya no es hora, mi amor, ni de hacer planes/ni de perder el tiempo con reproches./El futuro está aquí. Y estamos solos”.

Un solo de saxo (premio Nicolás del Hierro, 2018), Ana Montojo

‘Vulnerables’ de Carmen Ruth Boillos

Vulnerables

Carmen Ruth Boillos (Soria, 1981) es, además de escritora, trabajadora social. Esta experiencia hace que Vulnerables ponga el acento en las personas cuya dignidad, en tantas ocasiones, ha sido hurtada. Así lo expresa Alberto García-Teresa en el prólogo. “Estos poemas ponen en el centro a personas que el sistema insiste en orillar u ocultar para que no se rompa la ilusión de sociedad que pretende confeccionar de acuerdo a sus parámetros productivos (joven, dócil, compradora y hedonista). Lo hacen con una ternura y una humanidad mayúsculas, sin caer en el victimismo ni en la complacencia, precisamente para hablar de esa vida en minúscula que quieren apartar de nuestros ojos”.

Vulnerables (Ed. Huerga y Fierro), Carmen Ruth Boillos

‘Tierra de mujeres’ de María Sánchez

Tierra de mujeres

María Sánchez (Córdoba, 1989). La autora, veterinaria de campo, habla en primera persona sobre la realidad de las mujeres en el campo a través de una mirada íntima y familiar al mundo rural. Tierra de mujeres es un ensayo sobre el feminismo y la España olvidada.

“A partir de historias familiares, de reflexiones sobre ciencia y literatura fruto de sus lecturas y de algunos de los conflictos que asolan al medio rural en España (la despoblación y el olvido de los pueblos, la explotación de los recursos naturales, el incumplimiento de políticas ambientales o las condiciones laborales en el campo), Tierra de mujeres viene a llenar un hueco en el debate sobre feminismo y literatura rural. Busca, además, ofrecer una visión de la vida en campo realista, alejada de las postales bucólicas dadas desde las grandes ciudades, y subrayar el peligro de perder para siempre un conocimiento hasta ahora transmitido de generación en generación”.

Tierra de mujeres (Ed. Seix Barral), María Sánchez

‘Pelea como una chica’ de Sandra Sabatés

Pelea como una chica

La presentadora de El intermedio, Sandra Sabatés (Granollers, Barcelona, 1979), rescata las fascinantes vidas de mujeres españolas del s. XX hasta nuestros días, acompañadas de ilustraciones de Ana Juan.

Desde Teresa Claramunt, Clara Campoamor, la Pasionaria, Emilia Pardo Bazán, Rosalía de Castro, María de Maeztu, Victoria Kent, Dolores Ibárruri; hasta María Moliner, Zenobia Camprubí, Margarita Salas y Lidia Falcón, están en dentro de las políticas, escritoras, maestras, poetas, abogadas, inventoras y artistas que la autora rescata como mujeres que desafiaron prejuicios, superaron barreras y abrieron caminos.

Pelea como una chica (Ed. Planeta), Sandra Sabatés