pixabay

Literatura

El fenómeno de la autopublicación se dispara: el doble de libros que el año anterior

Autopublicación, un concepto que hace años parecía reservado para los escritores de segunda, o incluso para los amateurs, y que ahora cotiza al alza. El sistema, que consiste en la publicación de un libro sin la necesidad de un editor, ha logrado ganarse el respeto entre los lectores. Así lo confirma un estudio de la empresa de investigación de mercados IPSOS para Kindle: el 78% considera por igual los títulos autopublicados y los publicados tradicionalmente.

El despegue del método es una realidad. «Aunque no desvelamos el número, son miles de títulos cada año y esta cifra está en crecimiento. En el último trimestre de 2020 se han publicado el doble de libros con Kindle Direct Publishing (KDP) comparado con el mismo trimestre del año anterior» explica Andrea Pasino, responsable de KDP para Francia, Italia y España a El Independiente.

La alternativa posibilita a los autores ejercer un control total sobre su obra. Además de la libertad en los plazos, la autopublicación permite escribir sobre temas nicho o especializados que tienen más complicado abrirse camino por los cauces tradicionales.

Una de las principales dudas que surgen en torno a esta fórmula es sobre el alcance que tendrán los libros, aunque el 73% de los encuestados opina que el talento del autor también es igual en ambas opciones. Pasino, aunque considera que «tienen repercusión por el simple hecho de haber cobrado vida y de estar disponibles para lectores en todo el mundo a tan solo un clic», revela que «que cada semana, hasta el 30% de los 100 libros más vendidos en la Tienda Kindle en español corresponde a autores autopublicados».

Escritores como Fernando Gamboa, Juan Gómez-Jurado, Marcos Chicot, Elísabet Benavent, Javier Castillo o Eva García Sáenz de Urturi comenzaron autopublicando sus títulos en KDP.

La experiencia de autopublicar

La autopublicación brinda la posibilidad de plasmar sobre el papel historias con un cariz «íntimo y personal», como Cosecha del treinta y seis de David Alonso. «Empecé a escribir durante la pandemia sin ninguna intención, pero me di cuenta de que aquellos folios seguían una identidad», comenta Alonso, que se lanzó a escribir su primer título tras descubrir las características de la autopublicación.

«De otra manera no habría podido escribir un libro» indica Alonso, que se sorprendió gratamente «con las opciones que da la editorial para que lo lleves a cabo». El proceso para realizar es el siguiente: «Primero envías una estructura del libro, conforme a ella, te dan un presupuesto que varía según las páginas y la tirada, después firmas y se pasa a elegir temas como la portada y demás. Todo de una manera totalmente profesional», zanja en referencia a su caso Alonso.

¿Cuánto se gana con las autopublicaciones?

«Los autores reciben hasta el 70% de los ingresos generados por su libro», señala Pasino. Además, en una plataforma como KDP Select, los autores perciben retribuciones adicionales gracias al Fondo global de KDP Select.

«Los ingresos que reciben los autores dependen de la parte proporcional del total de páginas leídas, hasta un máximo de 3.000 páginas por cliente y título. En 2020, se repartieron 340 millones de euros del Fondo Global de KDP Select entre los autores. El total asignado desde el lanzamiento de Kindle Unlimited asciende más de 1.650 millones de euros» apunta Pasino.

Te puede interesar

Comentar ()