A las puertas del quinto aniversario de la muerte del guitarrista Paco de Lucía (1947-2014), vamos a hacer un viaje por su ruta. Un recorrido que empieza en el número ocho de la calle San Francisco de Algeciras, el lugar donde nació, y termina en el Río de la Miel, afluente que inspiró las bulerías con las que Paco rindió homenaje a su tierra.

Paco de Lucía, es el responsable de dar el carácter internacional que adquirió el flamenco

Francisco Sánchez Gómez, conocido artísticamente como Paco de Lucía, es el responsable de dar el carácter internacional que adquirió el flamenco. Nacido en un ambiente familiar muy próximo a este género musical, se va abriendo paso entre el público mayoritario a la vez que bebe de otros estilos como el jazz, la bossa nova o la música clásica.

Su obra musical suma un total de 37 discos, en los que se pueden contar 5 antologías y 5 discos en directo, además de numerosas colaboraciones al toque de cantaores –como Camarón de la Isla o Tomatico– o intérpretes de numerosos estilos musicales — Larry Corvel, Carlos Santana, Di Meola o Mc Laughlin–.

Recibió, entre otros muchos galardones, dos premios Grammy Latinos, el Premio Nacional de Guitarra de Arte Flamenco, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, los títulos de Hijo Predilecto de la Provincia de Cádiz e Hijo Predilecto de Algeciras, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y a título póstumo la Medalla del Trabajo del Gobierno de España y el nombramiento de “Guitarrista Universal” por las Cortes.

Ruta de Paco de Lucía

Casa natal de Paco de Lucía

1. Calle San Francisco

En el número ocho de esta calle de Algeciras nació Paco de Lucía el 21 de diciembre de 1947. Fue el último de los cinco hijos de Lucía Gómez y Antonio Sánchez. En esta casa Paco vivió hasta los cinco años cuando en 1952 se mudaron a la calle Barcelona del mismo barrio obrero de la Bajadilla.

Es a partir de entonces cuando Paco empezó a compaginar la escuela primaria con las clases de guitarra que le imparten su padre y su hermano Ramón. Diez años más tarde la joven promesa del flamenco ya había ganado algunos premios junto a su hermano Pepe. Después vinieron los primeros viajes a América, sus primeros discos en solitario, sus incursiones en el jazz, sus colaboraciones y giras internacionales con Carlos Santana, Al Di Meola, John McLaughlin o Chick Corea.

El flamenco anidó en este barrio la Sociedad del Cante Grande, institución que acogió varios conciertos de Paco y que hoy da testimonio de esa afición en la arteria principal de la Bajadilla.

2. Calle Munición

El nombre de esta vieja calle, hoy calle Comandante Gómez Ortega, aparece en unas alegrías del disco Luzia de 1998 que Paco dedicó a su madre.

Fue en esta calle donde Paco, cuando apenas era un chiquillo, pudo vivir el ambiente de los saraos que los señoritos de Algeciras organizaban en los bares donde Antonio, su padre, por “un duro, el vino y las tapas” acompañaba a los señoritos del estraperlo con el cante durante las noches de juerga.

Aquí anidaron el jondo local y los primeros pick up de monedas en que Paco y sus hermanos escuchaban a Niño Ricardo. Hoy, la vieja calle Munición se encuentra muy cerca del Ayuntamiento de Algeciras donde Paco recibió, en su salón de plenos en 1998, el título de Hijo Predilecto de la Ciudad y donde se instaló en 2014 su capilla ardiente.

Plaza Alta de Algeciras

3. Plaza Alta

Plaza Alta da nombre a una soleá incluida en el álbum Almoraima, lleno de referencias a esta tierra y que impactaría de lleno en los noveles creadores flamencos.

Esta plaza, en pleno corazón de Algeciras, acogió los juegos de infancia de Paco. Pero no siempre tuvo el mismo nombre, se llamó Plaza del Almirante, del Rey, de la Constitución (la de 1812), de la Reina, de la República, del Generalísimo… hasta que, en la Transición, asume como oficial el nombre Plaza Alta con el que siempre la conocieron los locales.

Muy cerca se encuentra el Callejón del Muro, título también de una minera ad libitu del disco Siroco de 1987.

Mercado de Abastos de Algeciras

4. Mercado de Abastos

Este mercado es conocido por los lugareños como “la plaza”. Es aquí donde el padre de Paco tenía un puesto de telas y quincalla –hoy ocupado por frutas y verduras– durante la época en que la familia vivía en la calle San Francisco.

Paco y sus hermanos pasaron horas bajo el puesto de su padre haciendo caligrafía y aprendiendo a hacer cuentas mientras su padre despachaba el género. Su madre, Lucía “la portuguesa”, que tenía fama de alegre y dicharachera, también iba a diario al mercado a hacer la compra.

5. El Chorruelo

Del mismo álbum, El Chorruelo es, además del título de otras bulerías, el nombre de la desaparecida playa algecireña que daba justo delante del lujoso Hotel Reina Cristina.

Un paraje, ampliamente elegido por los turistas ingleses, en el que Antonio, uno de los hermanos de Paco, trabajó de botones. Gracias a este empleo Paco pudo escuchar de boca de su propio hermano las anécdotas de los huéspedes entre los que era fácil encontrar a altas personalidades del cine americano, la política inglesa o la nobleza española.

Escultura de Paco de Lucía en Algeciras

6. Monumento

De Lucía inventó un nuevo vocabulario musical, asentó un postura novedosa para sujetar la guitarra con las piernas cruzadas y alcanzó la afinación y el compás perfecto junto a su amigo Camarón.

Asimismo, introdujo el cajón peruano en el flamenco (hoy percusión inseparable de tablaos y recitales) y creó el formato actual de la banda flamenca. Además de componer la banda sonora de hasta cinco largometrajes internacionales y su participación en otros de directores como Woody Allen o Wes Anderson.

Algeciras lo vio nacer, lo nombró Hijo Predilecto y en 1994 lo inmortalizó junto al mar en esta escultura en bronce del artista Nacho Falgueras.

Punta del Faro de Algeciras

7. Punta del Faro
Para los aficionados éste podría ser uno de sus mejores temas. Una vez más un paraje de Algeciras, el Faro de Punta Carnero de 1874, da nombre a una bulería del álbum El duende flamenco de 1972. Para entonces Paco y José Monge Cruz “Camarón de la Isla” ya había grabado su primer disco juntos, Al verte las flores lloran (1969) y daban sus primeros pasos hacia esa revolución del flamenco ortodoxo que marcó un antes y un después.

A Paco le bañó la inspiración el Mediterráneo, por el este, y el Atlántico, por el oeste, y de ahí nació Entre dos aguas en 1973. Éxito que le acercó al gran público internacional, le abrió las puertas del Teatro Real de Madrid y después nació su primer disco en vivo.

Cementerio Viejo de Algeciras

8. Cementerio Viejo

Paco de Lucía falleció de un infarto en el hospital de Tulum, Quintana Roo (México) el 25 de febrero de 2014, tras ingresar por un malestar mientras jugaba con su hijo en Playa del Carmen.

En Madrid se instaló una primera capilla ardiente en el Auditorio Nacional, por la que pasaron a darle el último adiós el Rey Felipe VI, entonces aún príncipe, entre otras personalidades de la cultura, el arte y la política. Después se trasladó el féretro a la segunda capilla ardiente que se instaló en el en el Salón de Plenos del Consistorio de Algeciras donde asistirían sus más allegados, amigos y familia.

El funeral se celebró en la Iglesia de la Palma, Patrona de Algeciras, y en el Patio de San José del Cementerio Viejo, bajo un busto y una guitarra de cobre, reposan los restos de Paco junto a los de sus padres, su hermano Ramón y su hermana María.

Restaurante Casa Bernardo de Algeciras

9. Casa Bernardo

Es el título de una rumba incluida en el disco Cositas buenas. Y es el nombre de un chirtinguito de pescaíto a pie de playa en el que Paco disfrutaba de los boquerones fritos, las ortigas y las puntillitas.

Muy cerca de éste, en la Playa del Rinconcillo (también título de uno de sus tangos más antiguos), tuvo el maestro su casa playera en Algeciras. Allí pasaba los veranos rodeado de sus amigos y en ella también se sumergía para sacar, en sus propias palabras, “sólo lo que me voy a comer”.

Río de la Miel en Algeciras

10. Río de la Miel

Este río de agua dulce, que nace en la Sierra de la Luna, es el nombre de otro de los temas incluidos en Luzia.

El afluente transcurre soterrado durante todo su tramo urbano y hasta la desembocadura, al final de la avenida Villanueva. Sin embargo, Cobre adentro (Cobre, además del barrio, es también el título de unas famosísimas sevillanas del maestro) este río penetra en un valle estrecho y profundo con una vegetación espesa y frondosa por las intensas lluvias del invierno.

Del impacto visual de este curso de agua en la sensibilidad del artista no cabe ninguna duda: Río Ancho, que es como se denominaba al arrabal formado en torno a este río a su entrada en Algeciras, es también el nombre de una de las más famosas, pegadizas y personales rumbas del maestro.