Todo el mundo expectante, más de 6.000 personas conglomeradas en una plaza diminuta de un pequeño pueblo de Burgos que se llama Aranda de Duero. Es sábado en el calendario del Sonorama Ribera 2019 y se sabe, es el día de la sorpresa. Hay elucubraciones, cientos, por preferencias personales y deseos de a quien nos gustaría ver tocar. Siempre falta alguien en el cartel, pero han venido todos los que están. Su nombre parece indicar que vienen de lejos, del norte de Europa, pero es solo un juego de palabras. Viva Suecia pisa el escenario y la Plaza del Trigo se cae.

Una de las bandas que más rápido ha crecido, se ha hecho grande y ha estallado en cinco años de recorrido por los escenarios de España. Son de Murcia, invernadero de grupos indies de gran clase, casi como los limones.

“En Murcia hay algo recíproco entre bandas que hace que la buena onda y la positividad fluya, que hace que vayamos para adelante, creamos en nosotros mismo y podamos salir a flote. Se ha generado un circuito de medios, de promotores, de gente que escucha música y al final eso hace que se impulse. No es solamente la gente que toca, hay bandas en todos lados, pero se ha generado algo muy especial que es cerrar el círculo, no solo las bandas, sino todo lo que lo envuelve”.

Empiezan a cantar pero no lo hacen con una canción suya, sin guitarra ni piano, a capella, Rafa Val se arranca con Un beso y una flor, el Sonorama conoce a Nino Bravo. “Hemos visto bastantes conciertos aquí y esperamos que la Plaza del Trigo se mantenga con el espíritu que tiene. La gente ha venido a disfrutar, a escuchar música en directo, a pasárselo bien. Queremos se cree una comunión entre el público y nosotros y que todo el mundo disfrute de arriba a bajo”. Comienzan bien, ya lo han conseguido.

Rafa Val se ha roto un dedo, en la banda hay un guitarrista nuevo, pero canta y baila como si llevara toda la vida con ellos. Los demás, como siempre, les faltan manos y cuerdas para rasguear las guitarras, se ponen de rodillas y miran al público esperando arrancarles sus letras a viva voz.

Viva Suecia en el Sonorama 2019

“El público viene a vivir una experiencia, que tiene que ver con la gente de aquí, con el vino, con el comer… con todo. No es solo venir a un festival a escuchar música, tiene que ver con la gente que vive aquí, también y que nos acoge. Por un día somos todos de aquí”. Bien por ellos, y “Bien por ti”, porqué el cantante se ha tirado en plancha al público y ha ido pasando de mano en mano hasta que ha vuelto al escenario casi extasiado, pide un poco más de vino en la copa, que ya se lo ha terminado. 

Si hay algo que no se le puede negar a esta banda es la devoción que sienten por la Plaza del Trigo, y se nota. Tienen las camisetas empapadas, les falta la respiración, pero tocan cada nota con el alma. “Siempre ha sido un sueño tocar aquí, yo creo que lo es para cualquier banda de este país. Un sueño, hemos pasado por el escenario principal, por el camping… y nos faltaba esto. La Plaza del Trigo es más emocionante para nosotros que el escenario principal. El año que viene si venimos nos tienen que dar el piso en Aranda”.

Y menudo sueño, el suyo y el que le han regalado al público que ha aguantado un solazo durante toda la mañana para verlos. Hoy mentían cuando cantaban que les hacía falta espacio.