En estos tiempos extraños de aislamiento y confinamiento por culpa del coronavirus, las ventanas y los balcones de nuestras casas se están convirtiendo en una necesaria vía de comunicación colectiva. Con la música siempre presente.

Así lo entiende Ruth Lorenzo, quien en varias ocasiones ya ha salido a cantar desde la terraza de su piso en Barcelona para alegría, alboroto y ovación cerrada de su agradecido vecindario.

«Hoy he salido al balcón porque tenía la necesidad de cantar. Juntos saldremos de esto, unidos somos más fuertes y volveremos por todo lo alto», ha escrito en Twitter al compartir alguna de las grabaciones.

En el vídeo que compartió en su Instagram, Ruth explica desde el balcón que su intención es regalar un par de canciones a los vecinos. «Esta es una casa de músicos, de ahí que tengamos micrófono, altavoces y de todo», destaca.

La pasada noche, por ejemplo cantó Dancing In The Rain, el tema con el que representó a España en Eurovisión 2014, y Purple Rain, el clásico de Prince. Todo el tiempo acompañada al piano por su pareja.

Al terminar de cantar Purple rain se despide, agradece los aplausos y desea buenas noches, a lo que alguien le responde «buenas noches y gracias». Pero aún sigue un poquito más en lo que es, de todas todas, un concierto de Ruth Lorenzo.