Viste ‘Prada con ruleros’ y tiene al Fondo Monetario Internacional entre ceja y ceja, artísticamente hablando. Argentina de nacimiento, aunque residente en España, Nathy Peluso es la artista terremoto que busca electrificar el panorama musical internacional.

Su álbum Calambre así lo afirma: una composición llena de influencias musicales en la que diversos ingredientes sonoros unen fuerzas desde la primera hasta la última canción. El hip hop bebe de los ritmos latinos, y el soul y R&B se unen a la fiesta para darle un toque nostálgico.

Con sus primeros trabajos –Esmeralda y La sandunguera– demostró que el folclore puede ser contemporáneo y una apuesta segura sobre el escenario.

Sin mate, pero con el vos, lindo y hermoso en la manga, Nathy Peluso es ‘argenta’ como Mercedes Soza y un espíritu libre sin pelos en la lengua cuya marca registrada incluye desenfreno, mala baba y poderío.

P.– ¿Qué es sentir el Calambre?

R.-Es sentirse atravesado por alguna sensación de todas las que condensa el disco. Después de escucharlo, notas algo diferente en tu energía, cuerpo o incluso aprendizaje. Es un calambrazo, un shock eléctrico.

P.- ¿Qué influencias musicales marcan el álbum?

R.- Decidí trabajar con mi base hip hop, que siempre me permite decir lo que me salga de… (ríe), con mucha libertad e irreverencia. Luego añadí el R&B, el neo soul y las referencias folclóricas que me componen desde chiquitita, como la salsa y los ritmos latinos.

Nathy Peluso en el videoclip de Sana Sana.

P.– La salsa en Puro Veneno, el tango en Agárrate… ¿son los temas con la base musical latina más pura?

R.- Los dos contienen el folclore más explícito. Agárrate tiene un tango que nos recuerda a ese llanto del Bandoneón y Puro Veneno es una salsa muy cruda. Es un honor poder acercar un género poco comercial como la salsa, y que a mí me hacer sentir tanto, a gente que normalmente no lo consume.

P.– ¿Pueden convivir los géneros tradicionales con los actuales?

R.– Yo fluyo con mi propuesta, cada uno tiene su aprendizaje y su búsqueda. La mía en concreto es la fusión de épocas, estilos, géneros, culturas, acentos e incluso movimientos. Todo puede ser encajado, todo puede convivir. Hay gente que prefiere lo moderno. Calambre está teniendo una recepción muy linda porque la gente disfruta con esa fusión.

P.– El baile marca tu trayectoria como artista.

R.– Concentro mi energía en la construcción de los personajes, y lo primero que la gente ve de ellos es el movimiento. En Calambre, en mis directos y en toda mi propuesta hay una investigación de la danza que genera todo un idioma nuevo alrededor de la música.

P.- ¿Qué sientes sin poder pisar los escenarios?

R.- Hay que saber tener paciencia y ver lo positivo de la situación. Si soy artista es porque tengo una pasión absoluta por el escenario. Además todo este disco lo compuse para el directo. Está pensado para el show, no para el streaming.

P.- A los tres días de su estreno, Calambre acumulaba más de 10 millones de reproducciones y fue número uno en España y Argentina.

R.- Sin la gente que escucha mi música no podría hacer nada de esto. Siento agradecimiento y alivio, porque siempre tienes la tensión de no saber cómo va a calar lo que haces. Es un disco en el que me he abierto de una manera muy sincera y que la gente lo abrace así hace que me sienta apoyada y feliz. Mi vida es esto, desde que me levanto hasta que me acuesto vivo por y para la música, y cuando eso es valorado y bien recibido, es el mejor premio.

Nathy Peluso canta Sana Sana en los estudios de Colors.

P.- Has sido la primera argentina en salir en Colors.

R.- Ha sido súper cool. Fui a sus estudios en Berlín y fue muy emocionante, porque se graba todo en una única toma. Es un honor representar a mis raíces en Alemania.

P.- The Guardian dijo que eras una de las grandes nuevas promesas del panorama musical.

R.- Es un triunfo de la música en castellano. Nos hemos criado con canciones en inglés y para nosotros ha sido siempre normal escuchar cosas que no entendíamos. Eso se está revirtiendo. Es una gran señal para todos mis compañeros en la industria, y también un triunfo personal el ser reconocida por un medio tan importante y con tanto criterio.

Nathy Peluso demuestra su poderío en Business Woman.

P.- Fuerza y empoderamiento son adjetivos que te definen, ¿cuál es tu secreto?

R.- Cada una encuentra su clave y tiene su poder y garra, unas veces con más ímpetu, otras veces desde la amabilidad. También podemos recurrir a esas inspiraciones y puntos de fuga tan hermosos que hay en la música o el arte. Para mí son Erykah Badu, Madonna, Donna Summer, Aretha Franklin, o Pina Bausch.

P.- Tu propuesta musical ha tenido un gran cambio estético-visual. ¿Qué lo ha inspirado?

R.- Cada vez que presentas algo al público tiene que estar cuidado, porque acompaña a tu música, proyecto y concepto. Sana Sana, Buenos Aires y Business Woman son videoclips que tienen mucha artesanía y que apoyan a la canción. Dentro del fashion, intento crear alguna vanguardia e inspirar a la moda desde un lugar diferente. Me gusta mucho jugar con texturas, colores y marcas. Carolina Galiana, una de las mejores de España, me ayudó a desarrollar todo lo que soñaba y a conseguir prendas que hablaran por sí solas.

Nathy Peluso en el videoclip de Sana Sana.

P.- ¿Qué opinas de que se falsifiquen acentos latinos? ¿Crees que es para llevarse un trozo del pastel dado el éxito que tiene en las listas?

R.- Jugar con ellos es algo muy interesante si está hecho desde el respeto. Yo soy argentina, pero los acentos me atraviesan. He convivido con tantas culturas, que veo un sonido muy especial en cada una de ellas. Qué lindo poder jugar con todo eso.

P.- ¿Echas de menos Argentina?

R.- Sí, siempre. Y cuando estoy en Argentina echo de menos España. Hay que sacar algo lindo de la nostalgia. De ahí nace Buenos Aires, de esa melancolía.

Buenos Aires, una reminiscencia de su Argentina natal y la nostalgia de estar lejos de ella.

P.- Canción favorita de Calambre.

R.- Puro Veneno, porque es el tema con el que siempre soñé. Nunca pensé que tan joven y en este punto de mi carrera podría hacer una salsa tan clásica, con gente tan especial del género tocando en ella.

P.- De covers de YouTube, pasando por el éxito de La Sandunguera y ahora nominada a dos Grammy Latinos…¿cuál es el próximo paso?

R.- Mantenerme fiel a esta esencia que me mueve y seguir sorprendiendo a mi gente. Espero que los próximos pasos sean en directo, tengo mucha hambre de representar todo esto y ojalá el próximo paso sea vivir el Calambre en el escenario.