Cambiar el coche por la bicicleta o el metro o tirar las botellas de vidrio al contenedor verde son pequeños gestos que nos provocan satisfacción personal. Pero, ¿y si también tuvieran premio? ¿Y si te pagaran por ser sostenible?

Eso es lo que se han propuesto dos jóvenes estudiantes, el madrileño Santiago Jiménez y el gaditano Carlos Rosety, a través de App Light. Una aplicación móvil que paga los ecogestos en una moneda virtual con la que se pueden obtener premios y descuentos. «Nos parecía alarmante que en una ciudad como Madrid la mitad de los desplazamientos se hagan en coche y que, encima, en cuatro de cada cinco coches vaya una sola persona», explica Jiménez.

Ante estos datos, los jóvenes buscaron inspiración y la encontraron en el mundo del running. «Vimos el éxito de los retos en aplicaciones orientadas al deporte y siguiendo los principios de la gamificación hemos convertido la sostenibilidad en un reto, para que cada uno con sus acciones en el día a día pueda avanzar, ir subiendo de nivel, picarse con los amigos o incluso participar por equipos para conseguir premios», asegura Jiménez.

Santiago Fernández y Carlos Rosety, creadores de App Light.

Santiago Jiménez y Carlos Rosety, creadores de App Light.

¿Cómo funciona? «Cuando sales de casa pulsas un botón para notificarlo y la aplicación cruza tu posición con tu velocidad y la información que tenemos sobre las rutas de transporte público. Y si te mueves en transporte público o bicicleta, obtienes el premio», explica Jiménez. A medida que vas avanzando, vas consiguiendo monedas virtuales (lights) que equivalen a la cantidad de huella de carbono que estás dejando de emitir.

De momento, la aplicación está en beta pero estos días comenzará a funcionar. Al principio, en Madrid aunque pronto quiere expandirse a otras ciudades. La previsión es ir añadiendo «ecogestos» con premio. «Ya estamos hablando con Ecovidrio para ver cómo podemos insertar dispositivos en los contenedores que permitan conectar con la aplicación y ver cuánto recicla el usuario», una acción que repercutiría además en la propia sostenibilidad de la gestora del reciclaje. «Con este dispositivo Ecovidrio podría ver cómo de llenos están los bidones y optimizar las rutas de los camiones de forma más efectiva», dice el creador de la aplicación.

Los premios son precisamente el modelo de negocio de la aplicación. Las empresas pueden asociarse con la compañía para aportar premios o descuentos al tiempo que apuestan por la sostenibilidad. «No es publicidad, es asociar su imagen con un concepto de sostenibilidad por lo que resultará mucho más efectiva», explica el estudiante.

Ellos de momento ya se han llevado un premio. Han sido el proyecto galardonado en el Startup Programme, un programa de emprendimiento interuniversitario en el que han participado las principales universidades de España, organizado por la Fundación Junior Achievement y la Fundación Universidad-Empresa. El programa, que quiere fomentar el espíritu emprendedor en las universidades y fomentar el empleo, continúa con la final europea los próximos 26, 27 y 28 de julio en Helsinki (Finlandia). Les deseamos mucha suerte.