La disforia premenstrual sí está recogida como un trastorno psicológico que afecta a un 2% de las mujeres aproximadamente.

Un nuevo estudio asegura que la menstruación no afecta a las capacidades cognitivas de la mujer. EP

Vida Sana

La regla sólo vuelve idiotas a los machistas

Hace apenas unas semanas, las redes sociales hervían contra un concursante del programa ‘Master Chef’ que contestó, tras un veredicto negativo de los jueces: “Será que me va a venir la regla”. Un comentario machista y utilizado de forma recurrente para poner en duda las capacidades de las mujeres durante la menstruación o los días previos.

Pero, ¿afecta la menstruación a la capacidad intelectual de las mujeres? Según el último estudio realizado por científicos de la Escuela de Medicina de Hannover y el Hospital Universitario de Zúrich, la respuesta es no. La menstruación no altera el cerebro de las mujeres, al menos en lo que respecta a la memoria funcional, el sesgo cognitivo o la capacidad para prestar atención a dos cosas a la vez. El estudio ha sido publicado en la revista Frontiers of Behavioral Neuroscience y concluye, tras una investigación liderada por la profesora Brigitte Leeners, que “los cambios hormonales relacionados con el ciclo menstrual no muestran ninguna asociación con el rendimiento cognitivo; aunque puede haber excepciones individuales, el desempeño cognitivo de las mujeres en general no se altera por el ciclo menstrual”.

Un estudio afirma que la regla no tiene ninguna asociación con el rendimiento cognitivo de las mujeres

Entonces, ¿se puede decir que no hay cambios psíquicos en las mujeres durante la regla? La respuesta vuelve a ser que no. “Los resultados del estudio son compatibles con el hecho de que algunas mujeres sufran cambios psíquicos durante los días previos y la propia menstruación. La alteración hormonal es evidente y afecta a algunas mujeres, no a todas”, explica el doctor Luis Chiva, director del Departamento de Ginecología de la Clínica Universidad de Navarra.

Los niveles de dos hormonas, los estrógenos y la progesterona, varían en cada ciclo menstrual y provocan algún cambio en un alto porcentaje de las mujeres. El síndrome premenstrual es un trastorno físico y psicológico que figura como tal en el manual de la Asociación Americana De Psiquiatría, el DSM-V y afecta al 75% de las mujeres, aunque solo entre el 3 y el 8% tienen síntomas clínicamente relevantes. El manual recoge también una versión más severa, el trastorno disfórico premenstrual, que en este caso afecta a entre un 2% de las mujeres.

“Tres de cada cuatro mujeres tienen al menos alguno de los síntomas del síndrome premenstrual, hinchazón abdominal, dolor de pecho, de cabeza, cambios de humor, irritabilidad o depresión. Pero es compatible con una vida absolutamente normal en la inmensa mayoría de las veces”, afirma Chiva.

El trastorno disfórico premenstrual afecta a un 2% de las mujeres con efectos físicos o psíquicos

Es decir, es un hecho que se producen cambios y que estos pueden tener una afectación psicológica para la mujer, pero “son cambios mínimos y completamente controlables desde la inteligencia”, afirma Guillermo López, especialista en ginecología y obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra. Para López, que acumula medio siglo de experiencia en el área y ha sido también presidente de la Sociedad Navarra de Ginecología, “se trata de un tema complejo, es cierto que se producen modificaciones fisiológicas pero las modificaciones cerebrales son muy personales y juega un papel fundamental la educación y el entorno”.

López pone como ejemplo de estas modificaciones las que asocian situaciones de estrés, problemas familiares serios o situaciones extremas con la retirada de la menstruación. “Lo que falla en esos casos tiene su origen precisamente en el cerebro, en el hipotálamo y la hipófisis, que es la que estimula la función del ovario. Es una acción con un efecto fisiológico pero que se inicia en el cerebro”, afirma el ginecólogo, que reitera que estos pueden ser perfectamente tolerados y controlados por la mayoría de las mujeres.

logo
La regla sólo vuelve idiotas a los machistas