Qué valor tienen 540 días? Dos años de tu vida es el valor que la campaña «El precio de las cosas» pone a un coche para denunciar el retraso en el diagnóstico del mieloma múltiple. Esta original campaña, que emula a la de los almacenes Media Markt, la ha lanzado la Asociación Española de Afectados por Linfoma Mieloma y Leucemia (AEAL) para denunciar los retrasos diagnósticos en el Día Mundial de esta enfermedad.

El mieloma múltiple representa el 1% de todos los tumores malignos y el 10% de los tumores hematológicos y afecta en España a 12.000 personas, 2.000 nuevos casos cada año.

2.000 personas son diagnosticadas cada año de mieloma múltiple

Con una sintomatología que suele pasar desapercibida para los médicos de atención primaria, el retraso en el diagnóstico suele demorarse meses y hasta dos años, tal como demostró el Informe de Recomendaciones para la Atención de Calidad del Mieloma Múltiple presentado por AEAL de junio de 2017. “Una de las principales preguntas de los pacientes con mieloma múltiple es si un diagnóstico a tiempo, hubiese cambiado tanto el curso de la enfermedad, como el pronóstico a medio y largo plazo”, añade Miguel Rojas, psicooncólogo de AEAL.

La campaña, desarrollada en redes sociales, se basa en “anuncios” que publicitan productos cotidianos cuyo valor se determina en tiempo, de manera que se cree una expectación visual que sirva como metáfora para expresar el retraso que sufren los pacientes a la hora del diagnóstico de su enfermedad. “Con la campaña queremos reflejar el precio que tenemos que pagar si dejamos pasar el tiempo. Los pacientes con mieloma múltiple tardan hasta dos años en ser diagnosticados, período durante el cual la enfermedad avanza”, afirma Begoña Barragán, presidenta de AEAL.

Los síntomas más comunes incluyen cansancio, infecciones, dolor óseo y estreñimiento

Los síntomas más comunes del mieloma múltiple son cansancio, infecciones, dolor óseo, estreñimiento o alteraciones de la función renal, entre otros.

AEAL ha puesto en marcha además un microsite específico, en el que se puede encontrar información médica de la enfermedad, el Informe de Recomendaciones para la Atención de Calidad del Mieloma Múltiple, así como otras actividades previstas que complementan la campaña.

El mieloma múltiple (MM) es un tipo de cáncer de la médula ósea ocasionado por una degeneración maligna de las células plasmáticas. Las células plasmáticas normales son células inmunitarias que producen anticuerpos, que sirven para combatir las bacterias y los virus e impedir las infecciones y enfermedades. El mieloma múltiple se produce debido a la transformación maligna de las células plasmáticas, presentes en la médula ósea y responsables de producir gran cantidad de un único tipo de inmunoglobulina llamado componente monoclonal que el cuerpo no necesita y que no ayuda a combatir infecciones (en lugar de producir inmunoglobulinas normales).

La edad media de aparición se sitúa en los 69 años y sólo un 15% se diagnostica antes de los 50

Esta alteración va acompañada de una notable reducción en la cantidad de todos los demás tipos de anticuerpos normales. Con frecuencia, los grupos de células plasmáticas cancerosas derivan
en “tumores” en el interior de los huesos. La denominación “múltiple” se debe a que en la mayoría de los pacientes la enfermedad muestra focos en varias partes del esqueleto. La edad media de aparición se sitúa en los 69 años y sólo un 15% de los casos se diagnostica antes de los 50 años.

La enfermedad ocasiona una alteración en la estructura de los huesos haciéndolos frágiles y aumentando el riesgo de fracturas, lo que conduce a la pérdida de autonomía de los paciente.

Se cree que la exposición a determinadas sustancias químicas, así como la radiación, algunos virus y un sistema inmunológico especialmente debilitado como ocurre en las personas de edad avanzada, pueden ser causas potenciales de la enfermedad. Es más que probable que el mieloma se desarrolle en individuos propensos que se hayan expuesto a uno o más de los anteriores factores. No se ha detectado que exista un factor genético o hereditario que contribuya a la aparición del mieloma múltiple, pero se continúa investigando.