Llega el calor y con él aumenta nuestra necesidad de tener a mano una bebida bien fría. Si queremos que, además de saciar nuestra sed, nos ayuden a adelgazar y lucir un vientre plano esta temporada, mejor tomar nota de las mejores opciones para llenar el vaso.

  • Agua. Es la bebida más hidratante. Nuestro cuerpo necesita agua para funcionar, seguramente más de la que tomas, ya que un estudio reciente aseguraba que solo el 13% de hombres y el 22% de las mujeres bebe suficiente agua. De nuestra hidratación depende nuestro rendimiento físico óptimo y, por tanto también nuestro nivel físico. Además, el agua es mejor bebida que cualquiera de sus sustitutos.
  • Limonada casera. Exprimir limones en una jarra de agua con hielo es una de las bebidas más refrescantes y sanas por las que podemos optar en verano. Además, nos ayudará a mantener el tipo perfecto porque no aporta grasa y sí vitaminas y minerales, procedentes del limón.
  • Té de jengibre con limón. Se trata de dos ingredientes que, por separado, activan el metabolismo. Así que su combinación es una excelente elección para reforzar el sistema inmunológico. Para prepararlo solo es necesario añadir unas rodajas de jengibre y un poco de zumo de limón sobre agua caliente y dejar reposar durante 15 minutos.
  • Té verde. Tiene un gran poder antioxidante, contribuye a eliminar líquidos y grasa, además está recomendado para perder centrímetros de grasa en cadera y cintura.
  • Té rojo. Es desintoxicante y depurativo y, además, activa la función hepática, estimula las funciones orgánicas, reduce el colesterol «malo» y la grasa. Mejora la digestión gracias a la secreción de ácidos gástricos que aceleran la metabolización de los alimentos que ingerimos.
  • Cola de caballo. Por su poder diurético, es ideal para depurar el organismo eliminando las toxinas y los líquidos que se acumulan en el cuerpo; especialmente en aquellos lugares donde la temida celulitis se hace más persistente.
  • Centella asiática. Es diurética, venotónica y anticelulítica. Además, es una excelente aliada contra la celulitis y previene la retención de líquidos.