Vuelve la guerra entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid. Pese a la frágil sensación de unidad que se pretendió transmitir a principios de esta semana, la cordialidad ha saltado por los aires de nuevo este viernes.

Mientras la Comunidad de Madrid anunciaba la ampliación del confinamiento a otras ocho zonas de la comunidad, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, contraprogramaba al Ejecutivo autonómico con otra rueda de prensa en la que ha asegurado que Sanidad ha propuesto que el confinamiento se amplíe a toda la ciudad de Madrid y a todas las zonas con una incidencia superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes, en lugar de las 1.000 que establece Madrid como umbral.

Fuentes de la Comunidad de Madrid han manifestado su sorpresa por el repentino cambio de actitud del ministerio de Sanidad, que hasta hoy mismo había aceptado y respaldado las medidas tomadas por el Ejecutivo autonómico. Confirman que la recomendación de cerrar Madrid llegó por sorpresa en la última reunión entre los grupos de trabajo, pero no salió adelante.

Alcorcón

Getafe y Fuenlabrada

Madrid Capital

La comparecencia de Salvador Illa, a la misma hora que la de la Comunidad y anunciada con minutos de antelación, les ha pillado por sorpresa. Pese a ello, en Sol no dan por roto el espacio de cooperación inaugurado el lunes.

El viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, acompañado de la directora de Salud Pública de Madrid, Elena Andradas, ha anunciado que otras ocho de las zonas básicas de salud Panaderas, en el municipio de Fuenlabrada, Miguel Servet y Doctor Trueta, en Alcorcón, y ya en la capital en García Noblejas (Ciudad Lineal), Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro), Campo de la Paloma y Rafael Alberti (Puente de Vallecas) y Orcasitas (Usera).

Los más de 167.000 habitantes de estas zonas, es decir, el 2,5% de la población madrileña, se suman a los de las 37 zonas en las que ya había restricciones, por lo que la población confinada en la Comunidad de Madrid asciende a un millón de personas. Ya hay 45 zonas básicas sanitarias con medidas de control.

Además, Antonio Zapatero ha asegurado que se extiende a toda la Comunidad la recomendación de restringir al máximo los movimientos, además de seguir en vigor la limitación de seis personas para cualquier tipo de reunión social.

En su rueda de prensa paralela, Salvador Illa ha dicho además que el ministerio ha recomendado prohibir en la Comunidad el consumo en las barras de los bares y restaurantes y reducir aún más los aforos.

«Nos gustaría que hubiese criterios homogéneos. Hay alguna comunidad autónoma que tiene un índice acumulado de casos por encima de 650 y no se ha producido ninguna recomendación para que se produzca el confinamiento», ha dicho el vicesecretario de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

El Ejecutivo madrileño también ha desmentido en bloque que haya habido discrepancias en su seno por la toma de estas nuevas medidas. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha tachado de «rotundamente falsa» una información de la Cadena SER que aseguraba que no había comparecido hoy por estar más de acuerdo con la posición de Sanidad que con la de su presidenta autonómica.

También el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, al que otras informaciones periodísticas habían atribuido malestar con la actuación de Ayuso, lo ha negado públicamente. «Desmiento que haya discrepancia con la Comunidad de Madrid. Pido al Gobierno de España que siga colaborando en la lucha contra la pandemia. No es tiempo de enredar.», ha dicho el alcalde de la capital y portavoz nacional del PP.