El Ministerio de Sanidad va a proponer esta tarde a las comunidades autónomas, en la reunión del plenario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), restringir la movilidad de las personas que vivan en municipios con más de 500 casos por 100.000 habitantes, como por ejemplo Madrid. Además, según informa El País, las comunidades tendrán tan solo un plazo de 48 horas para confinar dichas ciudades.

Asimismo, las restricciones no se aplicarán a las zonas básicas de salud, sino a los municipios enteros. En el caso de la hostelería, la restauración y los juegos y apuestas, el aforo máximo será del 50% en espacios interiores y del 60% en espacios exteriores, y la hora de cierre se fija a las 23.00. Aunque se permitan los desplazamientos en el interior de todo el municipio, se recomienda evitar los que no sean necesarios, según publica dicho diario.

Así se establece en el borrador que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, va a presentar a los consejeros de Sanidad y al que ha tenido acceso también Europa Press. No obstante, estas medidas, que van acompañadas de otras muchas, no será de aplicación si, al menos, el 90% de los casos detectados en el municipio se corresponden con brotes no familiares perfectamente identificados y controlados, y si estos han sido convenientemente comunicados al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad.

Además de la incidencia, los municipios de más de 100.000 habitantes que deberán restringir la movilidad tendrán que presentar un porcentaje de positividad en los resultados de las pruebas diagnósticas de infección activa por Covid-19 realizadas en las dos semanas previas superior al 10 por ciento; y la comunidad autónoma a la que pertenece tener una ocupación de camas por pacientes Covid-19 en Unidades de Cuidados Intensivos superior al 35 por ciento de la dotación habitual (época pre-COVID-19).

«Todas estas medidas son necesarias para alcanzar el objetivo de controlar la expansión de la enfermedad y reducir la presión asistencial sobre el sistema sanitario, constituyen actuaciones proporcionales a la finalidad perseguida y están avaladas por razones y criterios de carácter epidemiológico y sanitario», señala el borrador que, previsiblemente, podrían firmar las comunidades autónomas.