Un brote de Covid-19 en la residencia Templis Atlantis de Cubelles (Barcelona) ha infectado a 47 de los 54 ancianos, lo que supone un 87% de los residentes, de los cuales cuatro están ingresados en el hospital, y a un tercio de la plantilla.

En declaraciones a Ràdio Cubelles, la directora de la residencia, Ana Barceló, ha explicado que el origen del brote ha sido una de las trabajadoras, que se habría infectado por su hijo y que hasta que no presentó síntomas habría propagado el virus en el interior de la residencia, a pesar del uso de Equipos de Protección Individual (EPI).

Barceló ha explicado que ahora han compartimentado todo el centro y que los ancianos permanecen en sus habitaciones, donde diariamente les visita un médico para controlar su estado de salud, según informa Efe.

Al respecto, la directora del centro ha subrayado que, exceptuando los cuatro usuarios que han sido ingresados, la mayoría de los ancianos infectados tienen síntomas «muy leves», como «un poco de dolor de garganta, dolor muscular o cansancio».

«Nunca hemos dejado salir a un abuelo al exterior porque sabíamos que haría un rebrote. Veíamos muy arriesgado que salieran ahora los ancianos por esto no lo permitimos, pero ha entrado por otra vía. Ahora es complicado controlarlo porque todos los ciudadanos están en la calle», ha señalado la directora del centro.

Barceló ha explicado que el centro ha incorporado a 10 trabajadores para suplir las bajas de la plantilla infectado y ha subrayado que el personal que ha dado negativo «está con todas las fuerzas del mundo y haciendo piña para salir adelante, cuidando a los residentes con toda la profesionalidad y cariño del mundo».

Por su parte, el Ayuntamiento de Cubelles ha publicado un comunicado explicando que el brote ha pasado a estar controlado por el Instituto Catalán de la Salud gracias a la gestión de los profesionales sanitarios del CAP Cubelles, a quien el consistorio ha reiterado su agradecimiento por la «celeridad y profesionalidad» en la actuación.

«El Ayuntamiento confía y desea una rápida recuperación a todas las personas afectadas a la vez que, tal como ha llevado a cabo durante toda la pandemia, se pone a disposición de sus familias y la dirección del centro para todo lo que sea necesario», ha manifestado.