La variante brasileña del coronavirus ya se ha detectado en Cataluña y se suma ya así a la sudafricana y la británica, elementos que podrían estar detrás de la ralentización del descenso de la tercera ola del virus, ha apuntado el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon.

El secretario de Salud Pública ha comparecido este miércoles en una rueda de prensa telemática junto con la subdirectora de Promoción de la Salud y responsable de la campaña de vacunación, Carmen Cabezas.

En un momento en el que el descenso de la tercera ola de la epidemia se ralentiza en Cataluña, donde han diagnosticado 1.986 nuevos casos de COVID en las últimas 24 horas, aunque la presión hospitalaria baja, con 2.181 hospitalizados, 142 menos que la víspera, de los que 612 están en la UCI, 27 menos que ayer.

Argimon ha alertado de que «parece que la curva se aplana» y no sigue descendiendo, y «esto no es una buena noticia», por lo que ha pedido estar «muy atentos por si esta tendencia se consolida».

El secretario de Salud Pública ha descartado que la causa de este freno se deba a la última relajación de restricciones de hace dos semanas, porque fue «muy ligera», pero sí que ha apuntado que «una hipótesis» es que se deba a la extensión de las variantes.

La británica y la sudafricana ya hace semanas que circulan por Cataluña y ahora se añade la variante brasileña, que se ha detectado por primera vez en dos casos de un núcleo familiar, ha anunciado Argimon.

El Banco de Sangre y Tejidos solo ha hecho la secuenciación parcial de estos dos casos, pero ya es suficiente para determinar que es la variante brasileña, ha detallado Argimon.

El secretario de Salud Pública ha indicado que la variante brasileña «parece que causa más infección pero no una enfermedad más grave», y también «parecería que podría facilitar la reinfección» en personas que han pasado la covid con otras variantes, aunque es algo que aún se está estudiando.

En cuanto a las vacunas que se están administrando, pasa lo mismo que en las otras variantes, que puede ser que no sean «tan efectivas», ha afirmado.