Salud

La resistencia a un antibiótico común se ha duplicado en los últimos 20 años

logo
La resistencia a un antibiótico común se ha duplicado en los últimos 20 años
La OMS alerta del elevado nivel de resistencia a los antibióticos.

La OMS alerta del elevado nivel de resistencia a los antibióticos. EP

Resumen:

La claritromicina es un antibiótico común que se usa para tratar la infección por helicobacter pylori, una bacteria asociada con la úlcera gástrica, el linfoma y el cáncer gástrico. Este antibiótico se usa habitualmente también para tratar enfermedades comunes como la faringitis, bronquitis u otras de la piel o las mamas. Un fármaco muy utilizado y cada vez menos eficiente, al menos para combatir la bacteria h.pylori según ha hallado una nueva investigación internacional. La Sociedad Europea de Gastroenterología ha realizado un estudio en Europa y ha hallado que la resistencia se ha duplicado en los últimos años.

La investigación analizó a 1.232 pacientes de 18 países de Europa y se centró en los antibióticos que habitualmente se consumen para la infección por helicobacter pylori, una bacteria asociada con úlcera gástrica, linfoma y cáncer gástrico.

Y los hallazgos fueron claros. En el caso de la claritromicina, la resistencia se más que duplicó entre 1998 y 2018. En los otros antibióticos utilizados, levofloxacino y metronidazol, la resistencia también aumentó de forma significativa.

La resistencia antibiótica ocurre cuando la bacteria desarrolla la habilidad para sobrevivir a los medicamentos diseñados para matarla o cortar su crecimiento. El problema se ha convertido en uno de los grandes retos sanitarios actuales, al que se responsabiliza de 750.000 muertes cada año y que se prevé aumentará si no se toman medidas urgentes.

El estudio ha encontrado que los ratios de resistencia son más altos en el sur de Italia (39,9%), Croacia (34,6%) y Grecia (30%), alineados con datos de otros estudios que dicen que en estos países se dan el mayor número de muertes en por resistencia antibiótica.  Estas tasas elevadas se relacionan con el consumo excesivo de antibióticos para resfriados o gripe y el carecer de apoyo institucional a este tipo de resistencias.

“Los resultados del estudio son preocupantes, porque la H.pylori es la principal causa de úlceras pépticas y cáncer gástrico”, afirma Mário Ribeiro, presidente de la Sociedad Europea de Endoscopia Gastrointestinal. “La resistencia creciente a un número amplio de antibióticos comunes puede poner en peligro las estrategias de intervención”.

El director del estudio, Francis Megraud, ha explicado que la “infección por helicobacter es complicada de tratar y requiere una combinación de fármacos. Con los ratios de resistencia a los antibióticos creciendo de manera alarmante – cerca del 1% anual en el caso de la claritromicina – los tratamientos disponibles se van volviendo más limitados e ineficaces. La eficacia reducida puede mantener altos niveles de cáncer gástrico y otras enfermedades como úlceras pépticas, si las resistencias continúan aumentando a este ritmo».

Helicobacter pylori es una de las infecciones bacterianas más comunes y se estima que llega a estar presente en la mitad de la población. Esta bacteria produce inflamación del estómago, gastritis y puede derivar en úlcera péptica. Además, helicobacter pylori es el factor de riesgo más importante para el cáncer gástrico, el séptimo cáncer más mortal en Europa y el tercero en el mundo. Dada la dimensión del problema, la OMS estableció la resostencia a la claritromicina como una prioridad en la investigación y desarrollo de antibióticos.