El director general de Salud del Gobierno de Navarra, Carlos Artundo, ha pedido este sábado a la ciudadanía en general que «prácticamente se autoconfinen» a la vista de los datos de positivos de Covid en los últimos días.

Navarra ha registrado este sábado otro récord de casos, 463, con una positividad del 17.9% de las PCR realizadas en la Comunidad Autónoma. Un dato de los mayores de España, sólo por detrás de Ceuta y Melilla, si se compara con los últimos datos ofrecidos por Sanidad este viernes.

En el último informe del Ministerio de Sanidad, publicado el viernes, Navarra acumula ya 21.016 casos desde el inicio de la pandemia. Ahora mismo su incidencia acumulada en los últimos 14 días es la más alta de toda España: 675,31 contagios por cada 100.000 habitantes. La Comunidad de Madrid, donde el Gobierno ha decretado ya el estado de alarma, registra 540 casos por cada 100.000.

El Ejecutivo central presta especial atención a otros dos indicadores: la positividad, que mide el porcentaje de positivos entre el total de PCRs realizadas en un periodo de tiempo determinado; y la ocupación en las UCIs.

En Navarra, la positividad entre el 29 de septiembre y el 5 de noviembre es del 10,7%, pese a que los datos que ofrece diariamente la consejería de Sanidad son superiores, como en el caso de este mismo sábado. Respecto a la situación asistencial, el 23% de sus camas disponibles para pacientes con coronavirus está ocupado y sigue aumentando progresivamente.

El consejero Artundo ha considerado «muy importante» doblegar estas cifras que «comprometen al sistema asistencial y comprometen también su calidad, la economía y nuestro futuro».

«Nos compromete a todos. Hay que bajarlo», ha dicho y ha animado a que este puente del Pilar sea «tranquilo» y la ciudadanía esté «prácticamente autoconfinada», una situación en la que ha recordado que «en casa se pueden hacer muchas cosas», como escuchar música o leer, y además también se puede «pasear por zonas verdes y parques».

«Pero, por favor, restringir la movilidad al máximo posible» y, «lo más importante, las reuniones, los encuentros con otras personas y otras familias al margen de los convivientes», ha subrayado. Y ha añadido que éste es un comportamiento importante «para ver si empezamos a torcer la curva».