El Gobierno portugués prepara un bono de media nómina y varios días de libranza para casi 25.000 profesionales del Servicio Nacional de Salud por su desempeño en la lucha contra el coronavirus.

La medida ya ha sido aprobada por el Parlamento, pero los principales sindicatos han expresado su malestar por que este premio no sea para todos los profesionales sanitarios, sino solo para aquellos que han estado en primera línea de la pandemia.

La medida tendrá un coste de 23 millones de euros y se pagará antes de que termine el año, según ha informado una fuente del Ministerio de Sanidad citada por el diario portugués Público.

Además, se dará un día de libranza por cada 80 horas de «trabajo normal y efectivamente prestadas durante el estado de emergencia» y un día por cada periodo de 48 horas de «trabajo suplementario» que deberán hacerse efectivos antes de que termine 2021.

Primer estado de emergencia

Se beneficiarán los trabajadores que hayan estado en zonas Covid-19 o con casos sospechosos en hospitales, atención primaria y salud pública durante al menos 30 de los 45 días que duró el primer estado de emergencia, incluidos los días de descanso semanal obligatorio o complementario y los periodos de aislamiento por posible contagio.

Asociaciones profesionales de medicina y enfermería han criticado los criterios por restrictivos y el hecho de que este bono esté sujeto a impuestos. «Otorgar un premio solo por la primera ola es un regalo envenenado», ha reprochado por su parte la presidenta de la Asociación Sindical Portuguesa de Enfermeros, Lúcia Leite, que recuerda así que en estos momentos hay más casos y riesgo que en la primera ola.