Las comunidades autónomas han notificado este jueves al Ministerio de Sanidad 35.892 nuevos casos de COVID-19. Estas cifras son inferiores a las del mismo día de la semana pasada, cuando se notificaron 34.213 positivos, lo que evidencia la tendencia a la baja en la evolución de la pandemia.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 10.949.997 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 648,87, frente a 676,65 ayer. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 320.630 positivos.

En el informe de este jueves se han añadido 226 nuevos fallecimientos, en comparación con 360 el jueves pasado. Hasta 99.162 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, de acuerdo con los datos recogidos por el Ministerio. En la última semana han fallecido 432 personas con positivo confirmado en España.

Actualmente, hay 7.824 pacientes ingresados y positivos en COVID-19 en toda España (8.258 ayer) y 1.112 en UCI (1.162 ayer). En las últimas 24 horas, se han producido 675 ingresos (732 ayer) y 1.112 altas (1.253 ayer). La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 6,25 por ciento (6,64% ayer) y en las UCI en el 11,95 por ciento (12,52% ayer).

Entre el 13 y el 19 de febrero, las comunidades autónomas han realizado 771.500 pruebas diagnósticas, de las cuales 389.258 han sido PCR y 382.242 test de antígenos, con una tasa global por 100.000 habitantes de 1.640,57.

Mientras tanto, la tasa de positividad se sitúa en el 20,05 por ciento, frente al 20,39 por ciento de ayer. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que este dato se encuentre por debajo del 5 por ciento para considerar como ‘controlada’ la propagación del virus.