No hay tiempo que perder contra la violencia de género

Una mujer, un teléfono descolgado, una víctima, una niña que llora sentada encima de su madre, un rostro desfigurado y sollozos. La escena de nuevo es la misma. Encendemos la [...]