Deportes

Matsuyama se lleva el cheque más grande de la historia del PGA Tour

Tiger Woods intentó volver a la competición sin éxito tras retirarse en la segunda jornada por gripe.

Hideki Matsuyama, ganador del Genesis Invitational en Los Ángeles.

Hideki Matsuyama, ganador del Genesis Invitational en Los Ángeles. EFE

Todo apuntaba a que sería un gran fin de semana en el Riviera Country Club, situado en Los Ángeles. Un campo de primera para un torneo de primera, y como es costumbre, Tiger Woods, el organizador del torneo -fue el primer campeonato del PGA que jugó en su carrera, con apenas 16 años y como amateur- retornaría a los terrenos de juego tras lesionarse otra vez despues del Masters de Augusta de 2023. 

Tiger empezó con birdie en su primer hoyo de la temporada y terminó con un muy digno resultado de 72, solo un golpe sobre el par del campo. Al día siguiente, tras unos pocos hoyos, anunció que se retiraba de su torneo por “enfermedad”. El público no recibió bien esta explicación, acusándolo de excusarse en una enfermedad para retirarse solo porque sabía que no jugaría bien, algo que parece rutinario últimamente por parte del Tigre. 

Woods salió al paso en las redes sociales: “Me gustaría confirmar que me he tenido que retirar por enfermedad, la cual ahora sabemos que es influenza (gripe). Estoy descansando y me voy encontrando mejor. Buena suerte a todos los jugadores este fin de semana”. Son solo 6 los torneos oficiales que Tiger ha jugado desde el accidente de coche en Febrero de 2021 que le destrozó la pierna derecha. 

En un viernes raro donde los hubiese, nada más retirarse Tiger aparecieron los bomberos y los paramédicos en el campo llevando medicamentos y fluidos especiales para el icono del golf. Para rematar, al acabar el día, Jordan Spieth era descalificado del torneo por firmar un golpe menos en su tarjeta. (El jugador es responsable de revisar todos sus golpes, incluso si están puestos en la televisión; si el jugador firma un resultado equivocado, es descalificado.)

Pasados estos incidentes, el torneo se cortaba en 51 jugadores para el fin de semana. El corte en los eventos designados son 50 jugadores y empatados, y si hubiese algún jugador a 10 golpes o menos del líder fuera de ese corte, también tendrían derecho a jugar sábado y domingo. 

El fin de semana se presentaba muy interesante, con algunos de los mejores jugadores en los primeros puestos (justo lo que el PGA quería promover con estos eventos designados). Patrick Cantlay, Xander Schauffele o Will Zalatoris, por fin sano después de casi un año de rehabilitación, eran algunos de los nombres que más sonaban para llevarse el título el domingo. 

Comienzo complicado

De todas formas, el domingo se presentó con condiciones meteorológicas no adversas, pero tampoco perfectas. Los líderes tuvieron un comienzo complicado, por ejemplo, Patrick Cantlay no fue capaz de hacer ningún birdie en sus 9 primeros hoyos. 

Viniendo desde atrás y con una actuación estelar, Hideki Matsuyama, quien necesitaba recortarle 5 golpes a Cantlay el domingo, comenzó con tres birdies seguidos, para continuar haciendo 6 birdies en sus últimos 9 hoyos, firmando un 62 (9 bajo par), y ganando por tres golpes por encima de Luke List y Zalatoris, quienes terminaron con 14 bajo par en el acumulado de los cuatro días.

El japonés se convierte en el primer vencedor de un evento designado en 2024, y vuelve al círculo de ganadores tras estar desde octubre de 2022 sin saborear la victoria. Además, recibe el cheque más grande del PGA Tour hasta la fecha: 4 millones de dólares.

El proximo “Signature event”, así denominado en inglés por el propio circuito, será el Arnold Palmer Invitational, que se celebrará del 7 al 10 de marzo en Bay Hill, al suroeste de Orlando. 

La aparición de LIV Golf en el espectro golfístico mundial ha hecho que muchas cosas cambien dentro del longevo circuito PGA. Ya el año de inauguración de LIV, los premios subieron su valor considerablemente, más de un 50% extra sobre el dinero que se repartía y elevaron algunos de los torneos para que solo los pudiesen jugar los mejores.  

Esas modificaciones eran el preludio a lo que hoy es el nuevo formato, el cual recompensa a los mejores de la temporada pasada y a otros tantos de la temporada en curso, asegurándoles un puesto en los “eventos designados”, en los cuales solo entran 70 competidores, los 50 primeros de la lista de puntos de la temporada anterior, los 15 mejores de la temporada en curso y 5 puestos reservados para exenciones.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar