Por sus comidas copiosas, sus regalos y sus excesos, Navidad es sinónimo de consumismo, un concepto que no se acaba de llevar bien con la sostenibilidad y el reciclaje. Quizá por eso, en los últimos años se han puesto en marcha más campañas que nunca para concienciarnos de ser cuidadosos con los residuos que generamos en las fiestas. En consonancia con el espíritu de estas fechas, es posible ser ‘eco-friendly’ empleando materiales alternativos para la decoración y haciendo únicamente regalos no nocivos para nuestro entorno natural.

Otro sinónimo de Navidad, y de consumismo, es el plástico. una amenaza para el medio ambiente que ha obligado a instituciones de todo el mundo a tomar medidas drásticas para reducir su consumo. Omnipresente en envoltorios, adornos, comidas y cenas… ¿Es posible una Navidad sin él? Al menos, hay quien lo intenta.

Patri y Fer son un matrimonio que en agosto de 2015 tomó la decisión de eliminar el plástico de sus vidas. Comparten su experiencia en ‘Vivir sin plástico’, un blog en torno al que han creado una comunidad que, sólo en Instagram, acumula más de 24.000 seguidores. Esta pareja de influencers cuenta a ‘El Independiente’ cómo es posible pasar las fiestas evitando a toda costa este material, empezando por los regalos. Para evitar desviarse de su filosofía de reciclaje, siempre optan por hacer regalos inmateriales: “Si sabes los intereses de la persona puedes afinar más y ayudar a que se inicie en eso que tiene hace mucho tiempo en mente pero por el motivo que sea no se anima a comenzar, como puede ser un curso de cocina, de escalada, de escritura…”, comentan.

El reciclaje y el cuidado del medio ambiente es su forma de vida, por lo que también aplican esta norma a los adornos navideños y convierten el proceso en toda una experiencia. Por ejemplo, pasando un día en la montaña recogiendo ramas caídas, hojas y piñas, con las que después confeccionan los adornos caseros. Una forma de conectar con la naturaleza y no perder de vista su estilo de vida respuestoso con el entorno.

En cuanto a la comida, que en estas fechas suele ser copiosa, recomiendan huir de los productos embasados y comprar todo a granel para no sólo evitar deshechos y residuos innecesarios sino ahorrar también algo de dinero: “Los supermercados suelen poner todo en bandejas para que compremos compulsivamente. Cada vez hay más opciones de comprar la comida suelta y, sobre todo en el caso de la fruta y la verdura, suele salir más económico”.

Las piñas, adorno alternativo de Navidad.

Las piñas, adorno alternativo de Navidad. Customizando mi vida

Otro de los usos más comunes del plástico en Navidad es el de los vasos, platos y cubiertos. Al contrario que algunas familias, que aprovechan estos encuentros para lucir su mejor vajilla, otras sustituyen la cerámica y el metal por el socorrido plástico, en especial en comidas multitudinarias, para ahorrarse el tiempo de recoger la mesa y fregar. Desde ‘Vivir sin plástico’ y otras asociaciones ecologistas aconsejan evitar a toda costa esta práctica. Es preferible emplear servilletas de tela, y los cubiertos y vajilla habituales, y realizar un lavado posterior con las cantidades de agua y jabón adecuados. De lo contrario, una gran cantidad de deshechos de plásticos que contribuirán a la contaminación mundial que, con este material no biodegradable, ha llegado al límite: por evitar fregar los platos, los alternativos de plástico podrán pasar hasta 400 años en el mar.

Los platos, las pajitas que usamos para beber las copas en las fiestas, los ‘matasuegras’, el árbol de Navidad, el celo con el que pegamos el muérdago del techo o envolvemos los regalos de los niños y hasta las cápsulas de café. Objetos que usamos durante todo el año pero que en Navidad se multiplican.

Iniciativas de ‘Navidad ecológica’ por toda España

En Monachil, un pueblo de Granada con apenas 6.000 habitantes, este año han cambiado su decoración navideña tradicional por otra con materiales alternativos, lo que además supone un ahorro de más de 10.000 euros que el ayuntamiento destinará a fines sociales. Con papeles, cartones o corchos, los vecinos han creado árboles, campanas, guirnaldas… Una iniciativa impulsada por la Asociación de Mayores de la localidad que, hasta ahora, era más común en las decoraciones caseras.

La moda del ‘DIY’ (Do it yourself, hazlo tú mismo) ha supuesto un nuevo escaparate también para el reciclaje. Una simple búsqueda en internet arroja miles de ideas para crear una decoración navideña con materiales alternativos y/o reciclados. De hecho, a través de este concepto ha nacido la plataforma ‘activismoDIY’, que invita a reutilizar lo que ya no usemos y a crear nuestros propios complementos o utensilios caseros a través de materias de segunda vida. El mercado de Les Encants, en Barcelona, organiza estos días talleres de DIY para decorar las casas en estas fiestas y pone a la venta regalos, ropa para ocasiones especiales y objetos decorativos. Bajo el lema ‘Crea tu Navidad’, proponen disfrutar de las fiestas sin olvidar el respeto por el medio ambiente.

La Universidad de Murcia ha propuesto crear un gran árbol hecho de botellas para concienciar sobre la importancia de reciclar plástico. Por cada 15 botellas aportadas al proyecto, la organización regala una cantimplora reutilizable. La Universidad de Murcia Pretende así contribuir a las acciones de concienciación ambiental contempladas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.