Sabiendo que sus presentaciones no son capaces de generar el mismo nivel de atención que las de Apple, y que sus directivos no son Steve Jobs ni Elon Musk, Google ha decidido comenzar su gran conferencia con un pequeño sketch de dos de los personajes más populares del mundo geek: Gilfoyle y Dinesh, dos informáticos de Pied Piper en la serie Silicon Valley de HBO.

Sundar Pichei, el CEO de Google, es perfectamente consciente de que no puede competir con Apple en glamour ni en espectáculo. Por eso ni lo intenta. En un ambiente frío, con apenas un par de centenares de personas asistiendo en directo, el consejero delegado de Google comenzó su intervención con una breve presentación hablando de la historia de la tecnología. Y salió del escenario para no volver.

Prácticamente toda la atención estaba puesta en Pixel, y poco tardó el dispositivo en hacer aparición en el escenario en las manos de Brian Rakowski, vicepresidente de Android y líder del equipo que ha desarrollado el primer smartphone 100% Google.

El gigante de la tecnología ha fiado todo el éxito de su terminal estrella a dos funcionalidades: la cámara y el asistente por voz. Ha sumado a estos dos campos un buen puñado de aplicaciones útiles, pero el foco está claramente puesto en las fotos y a la capacidad del usuario para manejar su teléfono a través de ordenes sin tener que usar prácticamente sus dedos.

Mejoras en el asistente por voz

Pixel es el primer smartphone que lleva integrado Google Assistant. De forma fluida y rápida, esta funcionalidad proporciona al usuario casi cualquier información sobre lo que desee. Desde hacer una reserva de un restaurante a comprar unas entradas para el cine, pasando por las indicaciones necesarias para llegar a esos lugares a través de Google Maps.  La compañía estadounidense ha presumido de que puede «contestar a casi cualquier pregunta, porque disponemos de datos sobre 70.000 millones de cosas».

El manejo por voz parece rápido, pero no lo suficientemente atractivo como para que el usuario pueda manejar el dispositivo completamente con sus palabras. En la presentación no se han apreciado muchas diferencias entre este Google Assistant y el asistente que integra Apple desde algún tiempo, que responde al nombre de Siri.

¿La mejor cámara del mercado?

La cámara es el otro punto en el que Google ha concentrado sus esfuerzos. Pixel lleva incorporada una cámara frontal y una posterior de ocho y 12 megapíxeles respectivamente. Según la métrica de DXO Mark, Pixel se lleva una puntuación de 89, la más alta jamás otorgada a un smartphone. Por comparar, la del recién estrenado iPhone 7 se quedó en 86 puntos.

Una de las funcionalidades más atractivas de la cámara es SmartBurst. Con esta aplicación el usuario podrá ver las capturas de los instantes de justo antes y justo después de capturar la imagen, con lo que tendrá la posibilidad de elegir entre muchas opciones de fotos. Google también ha presumido de que Pixel incorpora la cámara «más rápida del mercado».

En cuanto al vídeo, el nuevo dispositivo de alta gama monta un estabilizador que permite grabar vídeos en 4K en movimiento y que la imagen no se vea afectada por ello. Los usuarios de Pixel podrán, además, almacenar en Google Photos todas las imágenes y vídeos que quieran sin ningún tipo de límite y de forma gratuita.

Pixel también estrenará Android 7.1 Nougat. La novedad que incorpora, más allá del diseño de los iconos y la interfaz, esta nueva versión del sistema operativo es que se actualiza de manera automática en segundo plano y se instala cuando el usuario reinicia el teléfono. El smartphone también contará con Google Duo, la aplicación para videollamadas que es básicamente lo mismo que el Facetime de Apple.

Batería y precio

La batería, otro de los puntos en los que los usuarios siempre se muestran exigentes, durará en principio más de un día. Además Pixel incorpora la opción de carga rápida, una función con la que en apenas 15 minutos el dispositivo durará hasta siete horas en marcha.

A nivel de hardware, el teléfono es liso en la parte posterior. La cámara no sobresale y el tamaño, con pantallas de 5 y 5,5 pulgadas, se ajusta a la mano fácilmente. Los usuarios podrán comprar Pixel en negro, azul intenso y plata.

El precio es algo inferior al de los teléfonos estrella de sus competidores. La versión más básica del Pixel de 5 pulgadas y 32GB de memoria estará disponible por 649 dólares, un precio que probablemente se trasladará a euros para su venta en España. Los usuarios de unos pocos países, entre ellos Estados Unidos y Reino Unido, ya pueden reservar Pixel, pero todavía no se sabe cuando estará cuando aterrizará en España.