Economía

Andic negocia la venta del 20% de Mango con un grupo chino

Tienda de Mango en Las Ramblas (Barcelona).

Isak Andic, presidente de Mango, valora dar entrada a un grupo chino en su accionariado con el 20% del capital, según han confirmado a El Independiente fuentes próximas las conversaciones. El ejecutivo de la cadena textil, que aún no ha tomado una decisión al respecto, se reunió en septiembre con el inversor asiático para analizar la posibilidad. La compañía asegura no haber recibido una oferta de ningún grupo inversor.

Operaciones similares a la que podría protagonizar el empresario turco se están cerrando a una ratio de 8 veces el resultado bruto de explotación de la compañía (ebitda). Teniendo en cuenta que el ebitda de Mango en 2015 se situó en 170 millones de euros (frente a os 223 millones de 2014) y descontando la deuda neta de la firma de 541 millones de euros, Andic se embolsaría en torno a 160 millones de euros, por la venta del 20% de su compañía.

El presidente de Mango y el inversor asiático se han reunido en secreto en septiembre

Dicha inyección de capital podría destinarse a financiar los planes de expansión de Mango, que en el último año ha sufrido la caída de la rentabilidad de su negocio, pese al incremento de sus ventas.

En 2015, el resultado neto de la cadena textil se desplomó hasta cuatro millones de euros, frente a 107 millones de 2014, golpeado por las depreciación de algunas divisas y las amortizaciones ligadas a la inversión de los últimos años. «El impacto de algunas divisas, especialmente del dólar, y el incremento de las amortizaciones por inversiones han repercutido en el beneficio del grupo. En concreto, ambas partidas han supuesto un impacto de 100 millones de euros para la compañía. Las fluctuaciones de las distintas divisas han impactado en 70 millones de euros, mientras que las amortizaciones lo han hecho en otros 30 millones de euros».

Operaciones similares se están cerrando al precio de 8 veces el ebitda, lo que supondría para Mango ingresar 160 millones

La  compañía ha ejecutado un esfuerzo inversor que, además de la transformación de la red de ventas, incluye la puesta en funcionamiento del nuevo centro logístico de Lliçà d’Amunt.

Mango facturó 2.327 millones en 2015, un 15,3% más que en 2014. Este incremento superó las expectativas iniciales del grupo, fijadas entonces en un aumento del 13%.

«La clave de este crecimiento en ventas ha sido la progresiva consolidación del proyecto de transformación comercial en el que el grupo ha invertido 1.200 millones de euros en los últimos tres años y que le ha permitido ampliar en más de 300.000 metros cuadrados la superficie de venta mediante la apertura de 164 megastores», señaló la firma de moda en un comunicado.

Expansión

En 2015, Mangó abrió 63 megastores, finalizando el año con un total de 164. Este año, la compañía tenía previstas 45 inauguraciones. A cierre de 2015, la compañía que preside Isak Andic dispone de 2.730 puntos de venta en 109 países con una superficie de venta global de 804.500 metros cuadrados, unos 100.000 m2 más que el año anterior. A finales de noviembre, la ruptura de la alianza de Mango con JC Penney en Estados Unidos provocó el cierre de 450 tiendas.

En 2015 el 81% de la facturación de Mango correspondió a la actividad internacional y el 19% restante al mercado nacional.

Comentar ()