A bote pronto, es difícil encontrar qué tienen en común el futbolista Luis Suárez, el modelo Andres Veloncoso, el cantante Usher o el piloto Jorge Lorenzo. Pero sólo hay que mirar a sus ojos para averiguarlo, concretamente a la patilla de sus gafas de sol. Ahí, bien visible, está la marca Hawkers.

Gracias a una efectiva estrategia de márketing y a una fuerte presencia en redes sociales, esta start up española ha conseguido ser popular en todo el mundo. Con sede en Elche, Hawkers crece a un ritmo imparable y esta misma semana han logrado captar 50 millones de euros para continuar con su expansión internacional. «Ha sido una semana de locos», explica Francisco Pérez a El Independiente.

Para llegar hasta este punto, Hawkers ha crecido a la vez que lo hacían sus socios, entre ellos el propio Francisco Pérez. Y tienen claro cuáles han sido las claves que les han catapultado al éxito:

  • «La mejor financiación es aquella que te permite vender sin tener que venderte tú. La idea es coger toda la financiación a la que se puede acceder, pero sin tener que depender de nadie. Hay que mantener la independencia, tanto al principio como cuando ya afrontas rondas de financiación grandes como la que acabamos de cerrar nosotros. Nosotros seguimos vendiendo nuestra marca, pero no hemos tenido que vendernos nosotros».
  • «La gestión de talento la dividiríamos en dos partes. En cuanto a las contrataciones lo tenemos claro: que el siguiente que entre sea mejor que el anterior. Siempre mejorar, que las personas que empiecen a formar parte de la empresa la ayuden a crecer en talento. Si hablamos de la gestión interna, del día a día, lo que nosotros buscamos es que las personas tengan una gran proactividad, eso que se llama smart proactivity. Es una de las cualidades que más valoramos.»
  • «El márketing es fundamental. Lo más importante son las matemáticas y la psicología humana, y comprender ambas cosas nos ha ayudado a avanzar. Nosotros siempre decimos que si una campaña de publicidad no la entiende tu madre, no es buena ni va a funcionar. Creemos que comprender los números y el comportamiento de las personas es clave para que todo funcione.»
  • «Habitualmente nosotros ni hablamos de la digitalización, porque somos una empresa nacida en internet. Simplemente es nuestra naturaleza».
  • «Cuando te propones dominar la promoción a través de las redes sociales, hay que aceptar una premisa: Hawkers vende gafas de sol pero no pertenece a quien la gestiona, sino a quien la consume. Nosotros aceptamos la democratización de internet y tenemos claro que los usuarios contestan y que es a ellos a quien pertenece la marca. Nosotros comprendimos que Facebook es una fiesta a la que no están invitadas las empresas. Es difícil asumir cómo funcionan las herramientas de ads. Aun así, somos case study para Google y fuimos de las primeras empresas europeas en promocionarse en Instagram. También tenemos el mayor número de trending topic orgánicos en Twitter, y somos alfa tester de los productos que lanzan tanto Facebook como Instagram para su relación con los anunciantes».
  • «La palabra clave dentro de la estrategia de ventas es más. Siempre hay que intentar vender más y mejor que el día anterior. También es clave la diversificación. Nosotros no queríamos que nos encasillaran en ningún sector, por eso trabajamos con perfiles tan diferentes como el piloto Alex Rins, el futbolista Luis Suárez, el modelo Andrés Veloncoso o el DJ Steve Aoki. Nuestra idea consistió también en intentar conocer bien nuestro mercado antes de lanzarnos a vender más allá y a intentar alcanzar a mucho más público. Lo primero es barrer tu casa».
  • «Nuestra expansión ha sido bastante rápida. En dos años y medio vendemos nuestras gafas de sol en 50 países y somos relevantes en una decena de ellos. España ya sólo representa el 30% del total de las ventas, algo que consideramos importante. Siempre hemos pensado que la filosofía correcta es learning by doing, es decir, avanzar aunque todavía no tengas las cosas perfectas. Es mejor vender al 80% que no hacerlo».

Los tiempos en los que tres jóvenes emprendedores -a saber, Francisco Pérez, Pablo Sánchez y David Moreno- invertían 300 euros en anuncios en Facebook han quedado atrás. Ahora mismo están presentes en 50 países, y prevén cerrar el año con una facturación de 70 millones de euros, ingresar 150 millones en 2017 y alcanzar la barrera de los 300 millones de euros en ingresos para el año 2018.