El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,1% en octubre respecto al mes anterior, lo que sitúa la tasa interanual en el 0,7%, medio punto porcentual más que la de septiembre, cuando salió del terreno negativo para situarse en el 0,2%, según el indicador adelantado publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La inflación se eleva de este modo por encima de la subida prevista para las pensiones en 2017. El Plan Presupuestario 2017 remitido el pasado 15 de octubre a Bruselas recogía que, de acuerdo con el índice de revalorización establecido en la última reforma de las pensiones, los jubilados cobrarán un 0,25% más el año que viene.

La tasa anual de IPC del mes de septiembre aún se situaba por debajo de ese porcentaje, pero en el mes de octubre se ha visto superado con creces, con lo que de consolidarse esta tendencia hasta final de año y, como apuntan la mayor parte de los servicios de estudios, en 2017, los pensionistas perderán poder adquisitivo el próximo año por primera vez desde la aprobación de la reforma.

Por el momento, el IPC ha encadenado ya seis meses consecutivos de ascensos y en términos mensuales se ha anotado en el mes de octubre una subida del 1,1%, el mayor aumento en un mes de abril desde 2012.

La subida interanual del IPC en octubre se ha debido al repunte de los precios de los carburantes –gasoil y gasolina–, así como de la electricidad, frente al descenso que experimentaron en el mismo periodo de 2015.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se incrementó en octubre, hasta el 0,5%, mientras que la variación mensual se situó en el 0,8%.