La factura salarial en la Administración Pública, la Sanidad y la Educación se viene incrementando desde 2014. Además lo ha hecho de forma cada vez más veloz coincidiendo con el incremento de las tasas de reposición de las plantillas en el sector público –porcentaje de empleados que se incorporan a las plantillas en sustitución de los que se jubilan— desde 2015 y el incremento salarial en 2016.

El aumento de estas remuneraciones en los últimos tres años es de 2.783 millones de euros

Los datos correspondientes al tercer trimestre del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que el agregado de las remuneraciones de los asalariados en la Administración Pública, el sector de la Educación y en la Sanidad ha crecido en conjunto en 1.260 millones de euros durante el último año, hasta los 34.966 millones de euros.

Este repunte del coste agregado de los salarios, concretamente entre el tercer trimestre de 2015 y el mismo periodo de 2016, equivale a una subida del 3,7%, superior a la de los doce meses anteriores, cuando no sobrepasó el 2,6%, con  879 millones de euros más. En total, el aumento de estas remuneraciones en los últimos tres años es de 2.783 millones de euros.

Se trata de cuantías nada desdeñables en un momento en el que los ajustes que Bruselas reclama al Gobierno español para corregir el déficit público o la previsión de recorte del techo de gasto presupuestario para 2017 se mueven en un margen de 5.000 millones de euros.

Los datos que maneja el INE incluyen a todo el personal de la administración pública y en el caso de la Sanidad y la Educación, también incluye al sector privado. Sin embargo, cruzando las cifras que ofrece el registros de la Seguridad Social y la Encuesta de Población Activa (EPA), así como del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, del Ministerio de Hacienda, se observa que el empleo en la educación es en más de un 80% público, mientras que en la sanidad solo estaban empleadas 341.900 personas en el ámbito privado durante el tercer trimestre.

Al compás de las concesiones de Montoro

Con estos datos sobre la mesa, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y los sindicatos se verán las caras previsiblemente la próxima semana para abordar la mejora de las condiciones de los empleados públicos de cara a 2017 antes de la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. En el aire, la subida salarial del colectivo.

Montoro y los sindicatos se verán la próxima semana para abordar la mejora de los salarios públicos de cara a 2017

Las cuentas anuales correspondientes a 2016 preveían una subida salarial del 1% para los funcionarios, después de la rebaja media del 5% en 2010 y la congelación hasta 2015.

En lo que se refiere a las plantillas, el Gobierno de Mariano Rajoy estableció con carácter general una tasa de reposición cero al inicio de su mandato, aunque con un margen del 10% para servicios esenciales, entre los que se incluían la Sanidad y la Educación.

En 2015, elevó esta tasa al 50% en el caso de estos dos sectores, mientras que para el resto de los funcionarios el porcentaje siguió congelado. Ya en 2016, la reposición en la Educación y la Sanidad se elevó al 100% y al 50% en el resto de ramas.