El gigante chino HNA vuelve a la carga contra los accionistas que promovieron el pasado junio su expulsión del consejo de administración de NH Hotel Group, a pesar de ser el mayor accionista de la cadena con un 29,5% del capital.

El grupo asiático acusa a la nueva cúpula de NH de inflar las condiciones del contrato suscrito con Hesperia para gestionar sus hoteles para “enriquecer injustificadamente” a su presidente, José Antonio Castro. HNA considera que con el contrato se busca “recompensar” a Hesperia –tercer mayor accionista con un 9,27%,- a cambio del apoyo que dio a la operación para descabalgar al grupo chino de la cúpula de NH Hotel Group.

NH anunció la semana pasada las condiciones del acuerdo de intenciones con Hesperia para hacerse cargo de la gestión de 28 de sus hoteles en España. Hesperia, presidida por José Antonio Castro –a la sazón también copresidente de NH-,  recibirá 31 millones de euros en tres pagos y en el plazo de dos años por ceder la gestión de sus establecimientos durante nueve años. Hesperia se ha comprometido a acometer reformas en varios de sus hoteles –por una cuantía similar a esos 31 millones- para mejorar así su rentabilidad.

HNA denuncia que el pacto también incluye una cláusula que permitiría a Hesperia a revender el contrato de gestión de los hoteles sin devolver los 31 millones adelantados en el caso de que HNA lance una opa sobre NH y tome el control del grupo. Y la compañía china también se queja de que las garantías que ofrece Castro en caso de romper el contrato tienen un “valor nulo”, ya que los activos que ofrece están en vilo por los problemas los graves problemas de deuda que arrastra el Grupo Inversor Hesperia.

La ‘antigua NH’ dijo no

Según la versión de HNA, la anterior cúpula de NH, en la que la compañía hina ocupaba una de las copresidencias y en la que estaba Federico González Tejera como consejero delegado, se negó durante más de un año a las pretensiones de Hesperia por considerarlas fuera de mercado. La oferta que la antigua NH hizo a Castro implicaba el pago de 24 millones en tres años por asumir la gestión a largo plazo, garantías de que el dinero se destinaría efectivamente a reformas en los hoteles, la devolución del importe en caso de que Hesperia rompiera el contrato y la imposibilidad de revender la gestión sin reintegrar el dinero adelantado.

Ante esta situación, HNA reclama que un perito independiente realice un estudio sobre el contenido del acuerdo suscrito entre NH y Hesperia, y que análisis también independiente sobre las mejores opciones para garantizar por los intereses de los accionistas –distintos a Hesperia y al fondo Oceanwood, que lideró la revuelta para echar a HNA-. Y el grupo oriental exige, a la postre, que “se eliminen del contrato todas las cláusulas cuyo propósito es enriquecer injustificadamente al Sr. Castro en detrimento de los restantes accionistas de NH”.

NH Hotel Group gestiona los hoteles de Hesperia desde 2009. Tras años de tensión y de opas hostiles, NH pactó dar entrada en su consejo de administración a Hesperia –que entonces era su mayor accionista con un 24% del capital-  y hacerse cargo de sus establecimientos. Hesperia ha ido reduciendo su participación en el grupo –fundamentalmente por la cesión de parte de sus acciones a Santander que se habían puesto como garantías de préstamos-, hasta el 9,27% actual.

Hesperia es actualmente el tercer mayor accionista de NH, por detrás del HNA (29,5%) y el fondo Oceanwood (12%). Este último, con el apoyo de otros fondos de inversión y de la propia Hesperia, promovió en la última junta de accionistas la expulsión de los cuatro consejeros del gigante chino HNA y el nombramiento de cuatro sustitutos independientes. Un movimiento que contó con el apoyo mayoritario del resto de los accionistas (con el respaldo de un 59% de las acciones) y que acabó con el grupo chino fuera de la gestión de NH.