¿Se recupera la vivienda en España? Tímidamente en términos generales, concluye la estadística del cuarto trimestre de 2016 de la tasadora Tinsa, que compara el valor del metro cuadrado de cada ciudad y provincia. Con el 0,8% de crecimiento interanual que calcula la firma, se confirma un avance moderado del ladrillo, apuntalado por los números que dan los promotores (450.000 viviendas nuevas este año frente a 400.000 en 2015). Pero también es un crecimiento muy desigual, desequilibrado y muy concentrado, donde los brotes van a parar solo a las ciudades económicamente más dinámicas del país (Madrid, Barcelona, Málaga) junto al fiable mercado inmobiliario de la región vasca (San Sebastián, Bilbao).

El valor del metro cuadrado se dispara en Barcelona (11%) y Madrid (6,3%), sin reflejarse fuera

En el 65% de las capitales de provincia, incluidas grandes localidades como Zaragoza, Sevilla o Murcia, el coste de la vivienda cae en una horquilla que va desde el imperceptible -0,3% de Cuenca hasta el sonado -11% de León, recoge la estadística de Tinsa. Nada que ver con el metro cuadrado de una ciudad de por sí cara como San Sebastián (cuyo aumento del 12,1% impresiona), Bilbao (11,6%), Barcelona (11%) o Madrid (6,3%).

En 17 capitales de provincia el ladrillo experimenta subidas. Cae casi en 30. De algunas como Burgos, Pamplona o A Coruña Tinsa no ofrece no datos. La recuperación de la vivienda va por áreas y hasta por barrios y la crisis sigue instalada en muchos lugares.

Variación interanual del valor del metro cuadrado en las capitales de provincia.

Variación interanual del valor del metro cuadrado en las capitales de provincia. Tinsa

El precio de las casas crece un 5,4% en Málaga, un 3,5% en Valencia, un 3,3% en Vitoria, la tercera capital vasca. Del lado negativo, en Sevilla la caída es de casi el 2%, en Palma de Mallorca del 2,8%, en Valladolid del 6,6%, en Murcia del 7,3%.

“La estadística va en línea con la registrada en el trimestre anterior. Es un reflejo de las diferentes velocidades a las que se mueve el mercado residencial, en el que conviven localizaciones muy dinámicas con otras de escasa demanda que continúan ajustando sus precios”, reseña Jorge Ripoll, director del servicio de estudios de Tinsa.

San Sebastián, siempre la más cara

En muchas partes la vivienda sigue cayendo, una prueba de que el ajuste inmobiliario perdura. Y donde sube, todavía se acumula una caída considerable desde los máximos históricos: la vivienda acumula una caída en Madrid del 44% desde el inicio de la crisis, mismo porcentaje que Málaga. En Barcelona el desplome acumulado es del 40%. San Sebastián, donde menos ha caído el valor del metro cuadrado durante la crisis, es la que más sube. La capital donostiarra es líder indiscutible.

La vivienda cae en los centros históricos de Valencia, Sevilla y Zaragoza

Los centros históricos de Madrid y Barcelona tiran con fuerza. El metro cuadrado en el Distrito Centro de Madrid sale por 3.368 euros y experimenta un crecimiento del 12%. Vivir en el centro de la capital estatal es bastante más preciado que hace un año.

Ciutat Vella, el centro histórico de Barcelona, aumenta un 9,3%, situándose el metro cuadrado en 2.927 euros. En la tabla de Tinsa, el distrito barcelonés de Les Corts tiene los precios más altos, pagándose 3.716 euros frente a los 3.645 euros del madrileño Salamanca. Esto confirma una vez más que la capital catalana ya tiene los barrios más caros de España. En las dos urbes la vivienda se encarece en prácticamente todos los distritos, con muy pocas excepciones. Incluidos aquellos de rentas menores.

Tiempo estimado de venta por provincias (en meses)

Tiempo estimado de venta por provincias (en meses) Tinsa

 

Región de Murcia, a la cola

La pujanza inmobiliaria de las dos ciudades más grandes es solo un espejismo fuera. Lo prueba el descenso del precio por metro cuadrado en los centros históricos de Valencia, Sevilla y Zaragoza, las localidades que vienen a continuación en número de habitantes. Por regiones, Cataluña es la que más crece (7,2%). A la cola está la Región de Murcia, que cae casi un 5%.

La estadística trimestral desgrana igualmente por provincias el tiempo que se tarda en vender una vivienda. Donde más tiempo se emplea es en Cantabria, con 18,6 meses. Donde menos, Ceuta (2,8), Melilla (4,9) y Madrid (5,7 meses).