El Gobierno quiere tener datos sobre los turistas extranjeros que vienen a España. Y quiere que sean más y mejores que los actuales. Y pretende conocerlos sin esperar a los resultados de las encuestas que actualmente elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para ello, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital trabaja en la elaboración de un nuevo tipo de estadística obteniendo los datos del uso de los teléfonos móviles de los viajeros internacionales, según ha desvelado el propio ministro Álvaro Nadal, que lo ve como una vía idónea para disponer de información casi “en tiempo real” sobre esos visitantes.

Información real -no las estimaciones que ofrecen las encuestas- y sobre prácticamente todos los turistas que nos visitan. Todos menos los que no enciendan sus teléfonos o los que no tengan línea propia (los niños, por ejemplo), pero siempre una muestra mucho más amplia que la utilizada para las encuestas.

Gracias a los datos del uso del roaming -el servicio que permite que la línea de móvil siga funcionando cuando se viaja al extranjero- se podría conocer cuándo y por dónde entran los turistas al país, cuánto dura su estancia y cuándo se van, sus movimientos dentro del país durante su viaje, el país de procedencia del viajero gracias al mercado de origen de su línea telefónica…

Los datos son de las ‘telecos’

“Técnicamente el sistema se podría poner en marcha casi inmediatamente”, explican fuentes del Ministerio. Tecnológicamente quizá sí. Y el análisis de la propia información, a pesar de su enorme volumen, no sería nada del otro mundo en los tiempos del big data. Pero el problema es que el Gobierno no dispone de esa información.

Los datos sobre el uso que hacen los turistas extranjeros de las redes de telefonía durante su estancia en el país están en manos sólo de las propias operadoras de telecomunicaciones. Y es a ellas a las que el Gobierno les tendrá que reclamar la información para elaborar esa nueva estadística.

Las telecos ya facilitan información sobre el uso del roaming a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para la elaboración de sus informes trimestrales sobre el sector. Y fuentes del sector apuntan que en principio las compañías estarían dispuestas a compartir esa información también con el Ejecutivo para su nuevo proyecto, siempre que sólo sean datos agregados y no individualizados sobre los clientes para sortear la legislación de protección de datos.

La aspiración del ministro Nadal es contar con “datos de mayor precisión y en tiempo real”. Y si bien la mayor precisión es indiscutible, desde las compañías de telecomunicaciones sí ponen en duda que vayan a facilitar la información en tiempo real. “Podremos entregar los datos de manera periódica, y con plazos más cortos que los tres meses con los que se los facilitamos a la CNMC”, apuntan fuentes de una operadora, “pero en tiempo real no va a ser”.