La Guardia Civil ha registrado este martes la sede de UGT-Asturias en Oviedo en el marco de las investigaciones de la Fiscalía del Principado de Asturias sobre supuestas irregularidades en las subvenciones para formación por parte del sindicato. Seis personas han sido detenidas en la operación, entre ellas el ex secretario general de UGT-Asturias Justo Rodríguez Braga.

Concretamente, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil con apoyo de la Comandancia de Asturias ha registrado tres sedes sociales domiciliadas en el mismo edificio de la Plaza General Ordóñez de Oviedo: la de la Unión Regional de Asturias de la UGT, la delegación del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) en Asturias y la empresa de iniciativas para la Formación en Asturias (Infastur).

En el marco de la misma operación han sido detenidos otros miembros del sindicato, así como de IEFS e Infastur, directamente relacionados con la gestión de las subvenciones para formación. Todos ellos son personas vinculadas a la dirección del sindicato en la etapa de Rodríguez Braga, según informa Europa Press.

Estas actuaciones se remontan a diciembre de 2015 –el exsecretario general no optó a la reelección en 2016–, cuando la Fiscalía del Principado de Asturias denunció ante el Juzgado de guardia de Oviedo la supuesta actuación fraudulenta llevada a cabo por el sindicato a través de su fundación, el Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES).

La Fiscalía solicitó entonces la incoación de las correspondientes diligencias previas para el esclarecimiento y comprobación de los hechos. Además, por la abundante documentación y la propia dificultad de la investigación, pidió que se declarara la complejidad de la causa, por lo que se estimó que la instrucción se prologaría unos 18 meses, con posibilidad de prórroga.

Las acusaciones se refieren a supuestos sobrecostes en la justificación de las actividades formativas llevadas a cabo por IFES, en relación con las subvenciones recibidas desde 2010 hasta 2013, según Europa Press.

En el informe de la Fiscalía se indicaba que los hechos guardaban semejanza con los que se estaban investigando en otro procedimiento penal abierto en el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla. Precisamente, por la difusión de esa información, la policía recibió información por parte de una persona sobre la existencia de hechos similares relacionados territorialmente con Asturias.

Un año después, la operación continúa con la detención de los posibles responsables de los hechos.

UGT defiende su inocencia

Horas después de conocerse el registro de la sede de UGT-Asturias en Oviedo, el sindicato ha enviado un comunicado en el que defiende que ha actuado «de acuerdo con la legalidad vigente y la normativa».

Además, espera que la investigación se realice «con celeridad para no seguir poniendo en entredicho durante más tiempo la labor del sindicato en materia de formación, y se aclare cuanto antes y de manera definitiva la correcta actuación de UGT».