La VI Conferencia de Presidentes del pasado martes concluyó con un acuerdo por el que se abría la puerta a aumentar las tasas de reposición de los funcionarios (los puestos de trabajo que se pueden ocupar por cada salida de la plantilla) en función de las necesidades de cada ámbito.

La música sonaba bien para el colectivo, que ha hecho de ésta una de sus principales demandas en los últimos años, junto a la recuperación del poder adquisitivo de los empleados públicos y de la jornada laboral de 35 horas.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha matizado este jueves, durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda en el Senado, que la modificación de las tasas de reposición en las diferentes administraciones no podrá suponer en ningún caso un aumento del gasto en personal en cada caso.

No es la primera vez que Hacienda supedita cualquier medida que afecta a los funcionarios a los estrechos márgenes presupuestarios. Con anterioridad, el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, ya dijo que la subida salarial del colectivo para 2017 se fijaría en función del montante disponible tras la negociación de los Presupuestos con los grupos.

Un matiz importante

En la actualidad, la tasa de reposición es del 50% con carácter general y del 100% en el caso de ámbitos como las Fuerzas Armadas, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o la educación.

El documento acordado en la conferencia de presidentes instaba a “articular los mecanismos necesarios” para prestar los servicios adecuados en las distintas administraciones “en función de las concretas necesidades de éstas en cada momento». Añadía que esto debía garantizarse a través de «su movilidad interadministrativa o de la modulación de la tasa de reposición”.

Montoro ha asegurado que ese acuerdo se asienta sobre el compromiso de todos los presidentes autonómicos de no aumentar el gasto en ese Capítulo I del presupuesto referido a gasto de personal.

“Ningún presidente de las comunidades autónomas pretende modificar la tasa de reposición sin el compromiso de que no aumentará la masa salarial de su administración. Ese fue el acuerdo», ha dicho.

Preguntado por si este límite también podría fijarse de cara a determinar la subida salarial para los funcionarios en 2017, el titular de Hacienda se ha limitado a indicar que “lo necesario es el Presupuesto”.