Bankia ya ha devuelto a 1.100 personas todo el dinero que habían pagado de más por las cláusula suelo, incluidos intereses de demora, en sólo dos días, desde que el pasado viernes puso en marcha el proceso de reintegro inmediato, sin negociar caso por caso como prevén hacer otras entidades, ha desvelado José Ignacio Goirigolzarri esta mañana, en Los Desayunos de TVE1.

El presidente de Bankia ha señalado que  quienes han reclamado «ya tienen el dinero en su cuenta».  Y ha recalcado, como ha hecho en los últimos días, que gracias a este este proceso para hacer devoluciones inmediatas a todos los clientes se ahorrarán 100 millones en costes judiciales.

Una nueva Ley hipotecaria es buena, dada la actual inseguridad jurídica»

«Tenemos riesgo teórico de 200 millones de euros y los gastos judiciales pueden alcanzar los 100 millones, por eso consideramos que lo mejor para alinear los intereses de nuestros clientes y nuestros accionistas es esta iniciativa», ha asegurado.

El ejecutivo ha apuntado que «sólo el 3% de la cartera hipotecaria tiene cláusula suelo», ya que ni Caja Madrid, ni Bancaja, loas grandes entidades que formaron Bankia, incluyeron estas cláusulas en sus préstamos.

La dación en pago, como concepto, me parece un error»

Pese al ruido generado por la crisis de las cláusulas suelo,  «la banca española ha mejorado mucho en sus prácticas en los últimos tiempos». Ha defendido que «es muy importante explicar a la sociedad por qué es útil la banca para una economía y, en definitiva, para los ciudadanos».

Aunque la banca ha sido acusado como principal responsable por la utilización de cláusulas suelo abusivas, el papel de los notarios, responsables de leer el préstamo y explicarlo al comprador, es cada vez más cuestionado. Goirigolzarri, a este respeto, ha señalado que «él también se pregunta por qué esta cuestión no ha aflorado más a menudo».

El ejecutivo valora positivamente que el Gobierno esté preparando una nueva Ley hipotecaria, dado que «estamos en una situación de inseguridad jurídica que es malo para todos los agentes». Sin embargo, tiene claro que la «dación en pago, que ha sido una práctica empleado por Bankia y  otras entidades en momentos puntuales, como concepto,  me parece un gran error».

Me preocupa que Trump vaya en contra de homogeneizar la regulación bancaria

Goirigolzarri, preguntando sobre la privatización de Bankia, ha recordado que su «mandato es incrementar el valor para los accionistas, tanto para el Gobierno, a través del Frob, como para los privados». En ese sentido, considera que es una buena decisión aplazar la venta de Bankia, a la espera de que repunte la valoración de la acción en bolsa.

En alusión a las prácticas abusivas de sus antecesores con la utilización de tarjetas black, el directivo ha asegurado que «es una práctica que nunca había visto».

Cataluña

Goirigolzarri apunta sobre las inquietudes independentistas de Cataluña que «es un tema, desde el punto de vista económico, muy claro: un acuerdo es muy positivo para todos y un desacuerdo malo para todos». Sin embargo, puntualiza que «nos hemos dotado de un Estado de derecho y debemos respeto absoluto a la Ley  y las instituciones».

El presidente de Bankia ha mostrado su inquietud sobre ciertas políticas que podría implementar Donald Trump. «Me preocupan sus comentarios el interrogándose sobre la utilidad de llegar a acuerdos internacionales en cuestiones de regulación bancaria, como Basilea. Son muy relevantes los avances a los que se había llegado en la homogeneidad de la regulación en los países desarrollados», sostiene.