La CNMV defiende su actuación en la salida a bolsa de Bankia, después de que la Audiencia Nacional haya ordenado al juez instructor de la causa, Fernando Andreu, que cite a declarar como investigados a la anterior cúpula del supervisor de los mercados (Julio Segura y Fernando Restoy, en su momento presidente y vicepresidente de la CNMV, respectivamente) y del Banco de España (Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ex gobernador, y Javier Aríztegui, ex número dos de la institución) por no evitar la salida a bolsa de la entidad, en 2011, a pesar de conocer sus problemas financieros.

En un comunicado, la CNMV «muestra su convencimiento de que la actuación de la institución en el mencionado proceso de salida a bolsa fue correcta y se llevó a cabo con la debida profesionalidad y diligencia».

Pese a su «convencimiento», la insitución manifiesta su respeto en relación con la decisión de la Audiencia Nacional de citar a declarar como investigados a Segura y Restoy, en el contexto de las diligencias que se siguen en dicho órgano jurisdiccional sobre la salida a bolsa de Bankia.

Paralelamente, «la CNMV quiere expresar su deseo de que las actuaciones judiciales en curso contribuyan al más completo conocimiento público de los hechos».