El comercio online se mueve más rápido que el tradicional. Exactamente, cuatro o cinco veces más que la media de la economía. A ese ritmo aumentan las ventas y el potencial aún es muy grande. Nueve de cada 10 negocios que operan por internet esperan mejorar sus ventas en 2017.

La buena salud del comercio digital es el principal diagnóstico del informe Evolución y Perspectivas Ecommerce 2017, elaborado por el Observatorio Ecommerce y el Centro d Estudios EY que se ha presentado hoy. Dos de cada tres empresas creen que este año venderán un 10% más y que, además, aumentará la cuantía de su ticket medio.

Sin embargo, si de algo cojea el ecommerce en España es de las ventas móviles. Aunque el 62% del tiempo pasado por los usuarios online ya es desde dispositivos móviles y en España la previsión de aumento del tráfico móvil entre 2015 y 2020 es que se multiplique por siete, las transacciones económicas no acaban de convencer. Se hacen pocas y de importes más pequeños.

Para el 85% de los ecommerce, la facturación de ventas a través del móvil es menor del 15% y para casi la mitad no llega al 5%. Además, a la hora de generar ingresos, según los datos del Mobile Performance Barometer realizado por Zanox durante el primer semestre de 2016, el gasto medio de las compras desde el smartphone fue de 63 euros, mientras que desde el ordenador fue de 96€.

Aunque según el mismo estudio las perspectivas son buenas – las transacciones móviles crecieron un 50% en el primer semestre de 2016 respecto al año anterior, aún hay barreras que vencer. De acuerdo con el Estudio Anual de eCommerce 2016 de IAB Spain, el 49% de los usuarios sigue considerando más cómodo y fácil comprar desde el ordenador o la tablet; el 28% ve incómoda la pantalla del smartphone para navegar y realizar gestiones; y un 15% no lo acaba de ver fiable, especialmente en el momento del pago.

Sobre el método de pago, la reina es la tarjeta de crédito, que está disponible en el 85% de los negocios online. Sorprende sin embargo como segunda opción, casi a la par de la transferencia bancaria, de un método de pago nativo digital como paypal. Este método está disponible ya en el 74% de los ecommerce.

Buenas perspectivas de empleo y apertura de mercados

Los negocios digitales tienen mayores perspectivas de internacionalización. Mientras que en el anterior estudio, el año pasado, un 31% preveía expandirse fuera de España, ahora son más de la mitad las empresas que cuentan con abrir nuevos mercados en 2017.

Los datos sobre empleo también arrojan buenas noticias. La mitad de los 20.000 encuestados para este estudio dicen que contratarán dos o más puestos de trabajo en 2017. Empleos que serán, además, de calidad: «El ecommerce es el nicho de creación de empleo más cualificado que hay ahora mismo», ha asegurado Roberto Palencia, director general de Observatorio Ecommerce.

Una línea difusa entre lo físico y lo digital

Los empresarios del comercio digital apuestan por la multicanalidad. Ya sea de mirar en la web y comprar en la tienda, al revés o mezclando distintos canales online (comparadores, redes sociales…), el usuario cada vez más pasa por varias fases en su recorrido hacia la compra. El estudio, además, confirma que siete de cada 10 empresarios online apuesta por la multicanalidad diluyendo la línea entre la tienda física y el online. No es de extrañar, si se ven los resultados, que aseguran que quienes no apuesten por diversificar sus vías de ventas perderán entre el 15 y el 20% de las mismas.

Independientemente del canal, el consumidor exige cada vez más una atención cuidada, lo que se está reflejando claramente en el ecommerce. Del año pasado a éste han crecido del 27 al 45% las empresas que atienden a sus clientes a través de un chat online. «Éste es uno de los indicadores que más ha crecido en el estudio», ha destacado Palencia.