El juez Fernando Andreu ya ha encontrado un hueco en su agenda para cumplir la orden de la sala penal de la Audiencia Nacional de llamar a declarar en calidad de investigados al ex gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordoñez, al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Julio Segura como «corresponsables» de un delito de estafa a los inversores por la salida a bolsa de Bankia.

El magistrado en una providencia acuerda citar a estos dos ex mandos y a otros seis funcionarios de ambos organismos entre el 13 y el 16 de marzo. El togado explica en su providencia que llama a estas personas «cumpliendo lo ordenado por la superioridad».

Este lunes, la sección tercera de la Audiencia Nacional dio la razón al recurso presentado por Confederación Intersindical de Crédito (CIC) que alegó contra la decisión de Andreu de convocar a estas personas. Para los magistrados de la sala penal, estas citaciones son necesarias, ya que el Banco de España «impulsó» la salida a bolsa de Bankia. 

Tras esta decisión judicial los tres funcionarios del organismo supervisor han presentado su dimisión y han aumentado las dudas sobre esta operación que provocó que Bankia tuviera que ser nacionalizada por el Estado.

Los argumentos

Los jueces accedieron a citar a la cúpula de los órganos supervisores tras analizar los correos electrónicos redactados por el inspector José Antonio Casaus en los que advertía a sus superiores de que la salida a bolsa de Bankia era un error y en los que criticaba la actuación de los gestores de esta entidad que entonces presidía Rodrigo Rato. En estos correos los técnicos eran partidarios de vender este banco a una entidad extranjera.

Sin embargo, el ex gobernador del Banco de España se implicó en el nacimiento de Bankia según explicó al juez el ex presidente de Bancaja José Luis Olivas que acudió a una reunión en el despacho de Fernández Ordoñez y Rodrigo Rato en junio del 2010 en la que le conminaron a fusionarse con Caja Madrid y otras cajas que dieron lugar a Bankia.