Prosegur Cash, la filial de logística de valores y gestión de efectivo de la compañía aseguradora, ha anunciado este miércoles oficialmente su salida a bolsa, prevista para el 16 de marzo, si la CNMV aprueba el folleto el 2 de marzo, tal como espera la cúpula del grupo y los colocadores de la operación.

Si el regulador de los mercados cumple el guión previsto, Prosegur Cash planea comenzar el road show entre inversores institucionales el viernes 3 de marzo en Madrid, para continuar el lunes y martes en Londres.

A partir de ahí, el consejero delegado de la entidad, José Antonio Lasanta, y el director financiero, Antonio España, volarán a EEUU para, posteriormente, regresar a Europa y reunirse con inversores, una vez más, en Londres, y posteriormente en Frácfort y París.

La filial oficializa hoy su salida a bolsa y espera que CNMV dé luz verde el 2 de marzo

Los detalles de la agenda se ajustarán en los próximos días, en función del apetito que muestren los inversores internacionales. De momento, los inversores británicos y americanos figuran entre los que habrían mostrado más interés, señalan fuentes próximas a la operación.

Los colocadores de la OPS (Oferta Pública de Suscripción), Goldman Sachs, Citi, BBVA y Santander, publicarán a partir de hoy los informes en los que fijan el rango de valoración y su análisis de la filial.

Comenzará su ‘road show’ en Madrid; después irá a Londres y EEUU, donde detecta más apetito internacional

Según fuentes cercanas a la salida a bolsa, la compañía quiere captar en torno a 1.000 millones de euros, por lo que, en función de la valoración final de la compañía -estimada entre 3.000 y 4.000 millones-, se colocará en el mercado un porcentaje u otro.

La compañía ha fijado oficialmente la horquilla del porcentaje de la compañía que saldrá a cotizar entre el 25% y el 49%, pero las mismas fuentes apuntan a que, probablemente, no superará el 35%, “aunque siempre dependerá el precio fijado”.

Prosegur Cash compite en el mercado con el gigante sueco Loomis y el americano Brinks, que cotizan en bolsa a un ratio de valor de la compañía (enterprise value) de 11-12 veces ebit (beneficio antes de intereses e impuestos). Dado que la filial de la entidad española se estrena en el parqué y cuenta con elevada exposición a Latinoamérica, los analistas pronostican que se estrene con descuento frente a sus comparables.

“Los propietarios de Prosegur son demasiado ambiciosos. Pretenden que cotice a múltiplos similares a los de Loomis, sin considerar diferencias importantes, como su negocio de Latinoamérica, con los pros y los contras de la región. Sin duda, es un mercado que permite un crecimiento más rápido y de mayor margen, pero también está le expone a mayor riesgo político y regulatorio”, explican los analistas de Fidentiss.

“Tampoco vemos justificación en la escisión de la filial, más allá del hecho de que la familia que controla la compañía quiera liquidez. La empresa matriz no necesita los fondos, pero podría aprovechar la operación para apalancarse y financiar cualquier proyecto de crecimiento”, añaden los analistas.

Prosegur Cash es una de las firmas líderes en el sector a nivel mundial, con una cuota de mercado del 12%. La división facturó 1.766 millones de euros en 2015, un 6,1% más que en el ejercicio anterior, y supone el 44,6% de los ingresos de Prosegur.

Cuenta con una flota de más de 7.000 blindados (la segunda del mundo) y una plantilla de más de 50.000 personas, que operan más de 500 centros de 15 países y gestiona más de 100.000 cajeros automáticos. Sus servicios cubren el ciclo completo del efectivo y procesa más de 450.000 millones de euros cada año.