Los hedge fund o fondos especulativos, que tienen declaradas posiciones cortas sobre Popular, no han dado tregua a Emilio Saracho, presidente de la entidad desde el lunes. Todo lo contrario. El porcentaje del capital en manos de este tipo de inversores está en máximos históricos, al alcanzar el 11,75%, equivalente a 413,7 millones de euros.

Desde julio, cuando el banco culminó la ampliación de capital por valor de 2.500 millones de euros, las posiciones cortas, que sacan partido de la caída de un valor, se han multiplicado por cinco.

BlackRock, inversor de referencia de Popular, se ha convertido en uno de los fondos que asedia el valor con apuestas bajistas. El mayor fondo de inversión del mundo es el segundo accionista del banco con el 4,43% del capital, sólo después de la Sociedad General Financiera y Fiduciaria que controla la Sindicatura de Accionistas, que controla el 9,8%. Al mismo tiempo, su filial británica BlackRock Investment Management tiene un 0,6% del capital del banco en posiciones cortas.

No es la primera vez que el grupo norteamericano ataca a Popular en bolsa. En mayo y junio tomó posiciones bajistas, que posteriormente deshizo, hasta ahora.

El gigante de Wall Street gestiona fondos que apuestan por la subida del valor y otros con posiciones ‘cortas’

Para entender por qué el gigante de Wall Street apuesta al mismo tiempo a la subida y bajada de los títulos de Popular, cabe señalar que cada uno de los fondos que gestiona BlackRock tiene una estrategia de inversión diferente. Por tanto, cada gestor administra los activos de su producto con independencia de lo que haga su colega.

BlackRock, como todas las firmas de gestión de activos, no adquiere acciones con su propio balance, sino que invierte el patrimonio de sus partícipes, a través de diversos fondos de inversión, gestionados en función de diferentes estrategias.

Actualmente, Popular es el valor del Ibex que más posiciones bajistas sufre -11,75% del capital-, sólo por detrás de Dia. El 15,7% de las acciones de la compañía de distribución está controlado por hedge fund.

Cómo ganan dinero los inversores ‘cortos’

Las posiciones cortas son apuestas estratégicas de inversión que tienen como fin beneficiarse de una caída de la acción. Consisten, grosso modo, en que un inversor pide prestadas acciones de una compañía para venderlas, confiado en que el valor de las mismas va a caer y podrá recomprarlas a un precio inferior antes de devolvérselas a su propietario. La CNMV contabiliza todas las apuestas bajistas que sobrepasen un 0,2% del capital de una compañía.

El peso de los fondos especulativos en el Ibex ha ido creciendo en los últimos tiempos. El pasado diciembre, tenían reconocidos cerca de 6.000 millones en posiciones cortas sobre valores del selectivo, un 9,6% más que un año antes.

BlackRock no es uno de los fondos más activos en este ámbito. Según los registros de la CNMV, cuenta con posiciones cortas sobre tres compañías del Ibex. Además de Popular, aparecen en su radar Dia, de la que tiene un 0,59% del capital apostado a la baja, y Viscofan, donde mantiene un 1% del capital posicionado para beneficiarse de una caída del precio de las acciones. Estas tres apuestas alcanzan un valor conjunto de mercado de 62,3 millones de euros.

Estas cifras quedan muy lejos de las del fondo especulador que protagoniza la mayor apuesta bajista contra Popular. AQR Capital Management atesora en sus manos el 2,88% del capital del banco, confiado en sacar rédito de la caída de su cotización. Sólo este paquete de acciones supera ya los 101 millones de valor en bolsa.

Además, esta firma fundada por antiguos directivos de Goldman Sachs, que cuenta con unos 172.000 millones de dólares (algo más de 164.000 millones de euros) bajo gestión, tiene registradas apuestas bajistas sobre Abertis, Acerinox, Bankia, Cellnex, Dia, Ferrovial y Telefónica. En total, cuenta con alrededor de 750 millones de euros en posiciones bajistas sobre valores del Ibex.

Marshall Wace es el otro gran fondo bajista sobre Popular. La entidad tiene invertido a corto un 2,61% del banco. Además, también mantiene apuestas contra Abertis, Bankia y Dia. Por su parte, Oxford Asset Management cuenta en su cartera bajista con un 0,49% de Popular, un 0,5% de Cellnex y un 0,55% de Dia.

El valor de las posiciones cortas de Marshall Wace es de unos 256 millones de euros, mientras que Oxford tiene apostados contra valores del Ibex algo más de 54 millones.

El resto de fondos con posiciones cortas sobre el capital de Popular -Lansdowne Partners, Samlyn Capital y PDT Partners- no tienen otras posiciones bajistas registradas sobre valores del Ibex.

Los fondos especulativos apuestan en torno a 6.000 millones de euros a que caigan las acciones del Ibex, según datos facilitados por la CNMV.