Tres meses sin noticias de Live! Resorts Madrid, el complejo de ocio y juego que impulsa la familia estadounidense Cordish en el madrileño corredor del Henares, un proyecto adelantado por El Independiente. Mientras se espera una presentación oficial para la inversión anunciada de más de 2.000 millones de euros -hoteles, centros comerciales y de negocios, auditorios, casinos- en el término municipal de Torres de la Alameda, la vida sigue.

La última noticia es la decisión adoptada por la Mancomunidad del Este (compuesta por 28 localidades de la zona, siendo la más grande Alcalá de Henares) de aprobar el primer trámite en la asamblea general ordinaria del pasado 9 de febrero para la construcción del mega vertedero regional en el municipio de Loeches, muy próximo a los terrenos donde se proyecta Live! Resorts Madrid. Los Cordish ya indicaron a la Comunidad de Madrid que no quieren la nueva planta de tratamiento de residuos.

La planta constará de 105.000 metros cuadrados y estará situada entre Torrejón de Ardoz y Torres de la Alameda, a menos de 500 metros del futuro complejo de ocio. Se espera que esté operativa para 2018.

La Mancomunidad del Este aprueba, no sin polémica, las expropiaciones del futuro vertedero

El 9 de febrero la mancomunidad votó a favor del «proyecto de expropiación de bienes y derechos afectados por el Plan Especial para la implantación de un complejo medioambiental de reciclaje en la Mancomunidad del Este». Así lo recogen las actas. Fue el 30 de junio de 2016 cuando el Gobierno regional de Cristina Cifuentes aprobó la implantación del vertedero y la mancomunidad ratificó la decisión en un voto celebrado poco después, el 11 de julio del año pasado: en total, 15 municipios se posicionaron a favor (con el 75% de los habitantes, entre ellos Alcalá), ocho en contra incluyendo a Loeches y Torres de la Alameda, mientras que dos se abstuvieron. Loeches y Torres ya se oponían antes del anuncio de Live! Resorts Madrid el 1 de diciembre.

Las actas recogen la viva oposición de Torres de la Alameda, la localidad de Live! Resorts Madrid

La decisión de la asamblea de la mancomunidad ampara la expropiación de los terrenos donde después se hará el vertedero, si bien la decisión final recae o bien sobre el Ayuntamiento de Loeches o bien sobre la Comunidad de Madrid. Igualmente, establece una cuantía para las expropiaciones cercana a 2,7 millones de euros. Las actas recogen asimismo la oposición del alcalde de Torres de la Alameda, Carlos Sáez (PSOE), al complejo de residuos.

Maqueta del futuro complejo turístico Madrid Live Resort en Torres de la Alameda.

Maqueta del futuro complejo turístico Madrid Live Resort en Torres de la Alameda.

Sáez, que no se refirió al proyecto de los Cordish en ningún momento, criticó que el consistorio de Loeches votó contra el vertedero «por unanimidad de forma clara y rotunda en el Pleno celebrado en julio del año 2015» y, en consecuencia, el primer trámite es una «intromisión en esa autonomía del Ayuntamiento de Loeches», dijo. Cargó además contra el escaso tiempo que habían tenido los alcaldes para estudiar la documentación relativa a las expropiaciones, apenas una semana.

Cordish ya ha dicho que no quiere la planta de residuos a 500 metros de su complejo de ocio

Finalmente Sáez advirtió de las «repercusiones económicas futuras» para la mancomunidad, basándose en una sentencia firme por la expropiación de una parcela colindante a los terrenos donde irá el vertedero según la cual el justiprecio real ascendía a 18 euros el metro cuadrado: una cantidad mucho más elevada de los 3,46 euros/metro cuadrado que las 28 localidades del este madrileño plantean abonar. Si al final los expropiados denuncian y ganan, «el precio final de adquisición de los terrenos que tendríamos que pagar todos los municipios de la Mancomunidad del Este, superaría ampliamente los 10 millones de euros», denunció Sáez. Con el justiprecio actual, el total sale a 2,2 millones.

La retirada del vertedero no es la única petición de The Cordish Company, apelativo oficial del grupo familiar dedicado a promover complejos de ocio, sobre todo en Estados Unidos. También quieren que llegue el tren de Cercanías y un ramal que les dé acceso a la autovía y con el que no cuenta Torres de la Alameda, un municipio de 7.500 habitantes. En contrapartida, la compañía promete 50.000 empleos. De momento, silencio total en torno al proyecto.