Lentamente !Live Resorts Madrid, el megacomplejo de 2.200 millones de euros que el grupo estadounidense Cordish creará en el Corredor del Henares, va tomando forma. Anunciado el 1 de diciembre y adelantado por El Independiente, las noticias en torno a este proyecto se han ido apagando desde la pomposa presentación en el Hotel Palace de Madrid. El proyecto definitivo verá la luz en el primer semestre de 2017, pero algunas de las pretensiones de la familia Cordish ya van conociéndose.

La compañía familiar con sede en Baltimore no quiere el enorme vertedero de 105.000 metros cuadrados ni la planta adyacente de tratamiento de residuos que la Comunidad de Madrid asignó en julio pasado al municipio de Loeches, colindante con Torres de la Alameda, la localidad que albergará !Live Resorts Madrid. Un megavertedero a menos de 500 metros del megacomplejo.

El Complejo Medioambiental de Reciclaje -el nombre que toma la planta residual- no ha estado exento de polémica en los últimos años. Prevé sustituir al ya existente en Alcalá de Henares desde 1982 -que tiene que cerrar en cumplimiento con la normativa europea- y debería empezar a funcionar en 2018, según lo previsto.

Los Cordish, que prometen más de 50.000 puestos de trabajo, no lo quieren y así lo han trasladado a las autoridades competentes. La Comunidad de Madrid ya ha declarado que evitará pronunciarse sobre el megacomplejo de ocio hasta que no se produzca la presentación oficial con todos los detalles.

Recreación del megaproyecto en Torres de la Alameda presentada por el grupo Cordish en Madrid.

Recreación del megaproyecto en Torres de la Alameda presentada por el grupo Cordish en Madrid.

No es la primera petición del grupo estadounidense, cuyos representantes en el hotel Palace insistieron en que la inversión sería totalmente privada. Hace unas semanas indicaron -según reveló este medio- que reclamarían al Ministerio de Fomento un ramal a la autovía A-2 (la que une Madrid y Barcelona) y una estación de Cercanías, que sería otro ramal de las que ya llegan tanto a Torrejón de Ardoz como a Alcalá.

Dos municipios contra el vertedero

El denominado Complejo Medioambiental también fue votado -con resultado a favor- por la Mancomunidad del Este, que integra a 31 municipios de la comarca del Henares, entre los cuales están Loeches y Torres de la Alameda (ambos votaron en contra). El resultado fue 18 municipios a favor (entre ellos, Alcalá), 8 en contra y el resto abstenciones.

En Loeches la alcaldía está en manos del PP y en Torres de la Alameda del PSOE, pero ninguna de estas localidades quiere convertirse en la «capital de la basura», como declararon en verano tras mostrar su rechazo. En vez de un vertedero, ambos municipios reclaman diez puntos repartidos por toda la Comunidad.

Entre otros beneficios que supuestamente traerá el complejo de ocio, los representantes del grupo Cordish destacaron en su día un impacto económico de 6.000 millones de euros. Tendrá casinos, aunque la multinacional norteamericana rechaza que vaya a ser un Eurovegas 2.

Eurovegas fue un proyecto fallido en Alcorcón del grupo Las Vegas Sands. Su presidente, el magnate judío ultraortodoxo de EEUU Sheldon G. Adelson, prometió una inversión mastodóntica de 17.000 millones y habló de 250.000 puestos de trabajo. Pero, además de las promesas, Adelson planteó una serie de exigencias imposibles, como poder fumar en las salas de juego y tributar al mínimo, que fueron las que dieron con todo al traste.

Logró, eso sí, que el Gobierno de Ignacio González aprobara un real decreto autonómico que otorga importantes beneficios urbanísticos y administrativos a proyectos de ese calado. Los Cordish no ocultan que !Live Resorts Madrid pretende aprovechar ese traje a medida legislativo.