El 1 de enero de 2005 se liberalizó el transporte de mercancías ferroviarias, antes monopolio de Renfe. Era un mandato del Segundo Paquete Ferroviario. Un poco más de 12 años después el resultado es claro: fracaso total. De acuerdo con los escasos datos que actualiza Fomento, se transportan menos toneladas y se ingresa menos dinero que cuando se inició el proceso aperturista, a pesar de la entrada de empresas privadas en el sector. Un pinchazo que ha reconocido este lunes el presidente de Renfe, Juan Alfaro, en la rueda de prensa posterior a la multa histórica impuesta por la CNMC al operador.

El balance de Fomento es desolador. En 2005, primer año de la liberalización, se transportaron 30,9 millones de toneladas en los ferrocarriles nacionales; en 2014 -últimos datos disponibles en el Observatorio del Ferrocarril- se movieron solo 27,3 millones de toneladas. Un descenso del 37% que nada tiene que ver con las 365 millones de toneladas desplazadas por Alemania ese mismo año.

Sin embargo, Fomento sí dispone en su web las toneladas anuales que transporta Renfe: 18,3 millones en 2016, según datos todavía provisionales que igualan los números del peor año de todos (2010). En 2015 fueron 20,8 millones de toneladas las que movió la división de mercancías del operador ferroviario.

Evolución del tráfico de mercancías, en miles de toneladas. OBSERVATORIO DEL FERROCARRIL EN ESPAÑA

En cuanto a ingresos generados por la actividad de transportar mercancías, el patrón es el mismo que con el volumen. En 2005 Renfe junto a otras pocas empresas públicas como Feve (liquidada en 2013) obtuvieron 340,6 millones de euros. En 2014, tras nueve años de liberalización, los ingresos totales se desplomaron hasta 252 millones de euros.

Evolución de los ingresos producidos por el transporte de mercancías. OBSERVATORIO DEL FERROCARRIL

La cuota de mercado que todavía ocupa Renfe es del 70%, según ha explicado Alfaro. Según datos de la estadística comunitaria Eurostat relativos al año 2013, en España solo se movió en tren el 2,2% de las mercancías. Frente al 97,8% por carretera. Uno de los objetivos de la Comisión Europea es que los trenes de mercancías desplacen el 30% de las mercancías en la mayoría de estados miembros, una misión que parece de momento parece muy lejos de Renfe.

Las empresas principales son Acciona Rail, Comsa, Continental Rail, Ferrovial, Pecovasa, Logitren, Tracción Rail, Transfesa (controlada por la alemana Deutsche Bahn) y Transitia. La gestión de las mismas en ocasiones es extraña: hasta su destitución en septiembre de 2016 por el anterior presidente del Renfe Pablo Vázquez, el entonces director general de Renfe Mercancías Antonio Aguilar presidía a su vez Pecovasa, participada por Renfe en un 60%. Varias fuentes señalan la paradoja de que alguien simultanee la presidencia de la antigua empresa monopolística con la que supuestamente tiene que hacerle la competencia.

El anterior presidente de Renfe Mercancías dirigía a la vez una empresa de la competencia

“Renfe no debe contratar con empresas y transportar mercancías cuando es una sociedad pública en un mercado abierto”, protesta Juan Diego Pedrero, de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP). “Renfe sigue actuando en el mercado con total independencia sin que su posición dominante, de la que abusa, le obligue a nada y conculcando la libre competencia”.

En las antípodas de este comentario se hallan los sindicatos, para los que la respuesta pasa por fortalecer la división de mercancías. En un comunicado enviado el lunes, CCOO acusa a las firmas privadas de ejercer “canibalismo” sobre Renfe Mercancías. Alfaro ha anunciado asimismo la salida de 400 trabajadores de la división hasta 2019 “a través de un plan de desvinculaciones pactado con los sindicatos”

Casi el 98% de las mercancías se transportan por carretera

Pedrero, de la AEFP, defiende el papel de Competencia al aplicar sanciones: “El presidente de Renfe desconoce absolutamente las normas de competencia de la CNMC”, declara. “Este tipo de infracciones muy graves se multan con el 10% de la cifra de negocios del holding, que ha sido atenuada por el regulador hasta el 2,8 %”, añade. “Es decir, que ha considerado atenuantes unas cifras finales que se corresponden con las del mercado de mercancías ferroviarias”.