El mercado de las salidas a bolsa en España toma velocidad. Tan sólo unos días después de que Prosegur Cash pusiera fecha a su estreno en el parqué, previsto para el próximo 17 de marzo, Neinor Homes ha confirmado sus intenciones de iniciar su andadura bursátil en el corto plazo.

La promotora inmobiliaria, controlada por el fondo Lone Star, tiene previsto colocar en bolsa entre un 40 y un 60% de su capital. Este porcentaje de acciones alcanzaría una valoración de mercado de entre 800 y 1.200 millones de euros, según las estimaciones que maneja la compañía, que otorgan a Neinor una valoración total de alrededor de 2.000 millones de euros.

Neinor Homes, con sede en Bilbao, fue adquirida en noviembre de 2014 por Lone Star al grupo bancario Kutxabank por 930 millones de euros. El grupo cuenta con una de las mayores carteras de suelo finalista en España, compuesta por 161 promociones y 9.086 viviendas.

El grupo, cuya valoración se estima en 2.000 millones, tiene previsto colocar en bolsa hasta un 60% de su capital

Su salto al parqué representa un hito considerable en la historia de la recuperación inmobiliaria en España, tras la fuerte crisis que zarandeó al sector desde 2008. La fuerte mejora del negocio ha propiciado en los últimos años el auge de una figura de nuevo cuño en el mercado, las Socimis, sociedad dedicadas a la explotación de activos inmobiliarios mediante alquiler.

Sin embargo, el negocio más tradicional de la promoción de inmuebles se ha mantenido algo aletargado, afectado por las dudas que genera el aún elevado stock de viviendas sin vender, una demanda contenida y el elevado peso de la deuda sobre los actores tradicionales.

Un sector en recuperación

Pero el salto de Neinor al parqué puede verse como un paso muy relevante en el esfuerzo del sector por pasar página. No en vano, la antigua división inmobiliaria de Kutxabank protagonizará el primer estreno en la bolsa española de una promotora inmobiliaria desde el verano de 2009.

Entonces fue el grupo constructor San José, que había adquirido la inmobiliaria Parquesol en 2006, la que se animó a efectuar su salida a bolsa, aprovechando la incipiente mejora de los mercados financieros, tras el brusco impacto de la crisis subprime. Hoy en día, el negocio inmobiliario tiene un peso muy modesto en las cifras de negocio de San José, más enfocado en la actividad de construcción y concesiones. Por eso, para encontrar el último debut de una compañía principalmente enfocada en la promoción inmobiliaria hay que remontarse más atrás, hasta 2007, cuando Realia pasó a engrosar la lista de cotizadas en la bolsa española.

Por aquel entonces, el sector inmobiliario vivía su época dorada sobre el parqué español. Con gigantes como Colonial, Fadesa o Metrovacesa como principales referentes -las tres formaron parte del Ibex-, las 14 inmobiliarias que cotizaban en la bolsa española hace hoy una década alcanzaban un valor conjunto de más de 30.000 millones de euros. Hoy, perduran doce cotizadas dedicadas -en mayor o menor medida- a la promoción inmobiliaria con una capitalización inferior a los 4.000 millones de euros. Esta cifra se eleva a cerca de 12.000 millones de euros si se incluyen también las Socimis.

Las expectativas sobre una recuperación del sector han dejado su sello recientemente en bolsa, en forma de apuestas especulativas sobre algunas de las compañías más pequeñas. Así, a lo largo de 2017, Montebalito acumula alzas próximas al 90%, mientras Urbas sube más del 65%. Algo más modestos son los repuntes de Inmobiliaria del Sur y Quabit, que rondan el 20%.

Si se cumplen las estimaciones y Neinor salta al parqué con una valoración en el entono de los 2.000 millones de euros, se convertiría al momento en la segunda mayor promotora inmobiliaria de la bolsa española, sólo por detrás de Colonial. Y entre las Socimis, sólo le superaría Merlin, que capitaliza algo más de 5.000 millones.

Elevado interés inversor

Neinor tiene previsto utilizar el dinero captado mediante la venta de sus acciones en el mercado reducir sus niveles de deuda y continuar adquiriendo suelo en áreas con fuerte demanda.

Para el consejero delegado de Neinor Homes, Juan Velayos, la salida a bolsa representa “uno de los hitos clave para esta compañía. La salida a Bolsa es una opción que Neinor Homes siempre ha contemplado en su ADN desde el nacimiento de la misma en 2015”.

Según explica la compañía, durante los últimos dos meses, han mantenido reuniones con inversores, que han mostrado “sólidas expresiones de interés, lo que refleja la visión que los inversores tienen de España, de la recuperación del sector inmobiliario español y de la oportunidad que esto supone para quien haga el primer movimiento en el sector con un enfoque industrial riguroso y escalable”.

Neinor tiene previsto ofrecer más información sobre su salida a bolsa en el folleto de la oferta, pendiente de aprobación

Para llevar a cabo la operación, Neinor ha contratado a Citigroup y Credit Suisse como entidades coordinadoras globales y Joint Bookrunners de la oferta, mientras que Santander, BNP Paribas y JPMorgan actuarán como Joint Bookrunners adicionales. Asimismo Alantra, Sabadell, Bankinter, CaixaBank y Norbolsa figuran como Joint Lead Managers. Lazard ocupa el puesto de asesor financiero de la sociedad.

Neinor ofrecerá más detalles sobre su salida a bolsa en el folleto de la oferta, que está pendiente de ser aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).