Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se vive, los recibos aprietan más o menos el cinturón familiar. Donde las facturas más se llevan del presupuesto del hogar es en Extremadura y en Canarias, donde más de la mitad del presupuesto se dedica a este fin. En el extremo contrario están los vascos, pues allí los recibos suponen poco más de un tercio de los gastos domésticos.

Los distintos seguros, la hipoteca y préstamos personales, los gastos bancarios y los consumos de electricidad, gas, internet y telefonía son los principales recibos que afrontan los españoles. La media anual del conjunto de estas facturas es de 11.734 euros anuales, según un análisis realizado por el comparador de precios online Kelisto y segregado por comunidades autónomas.

El presupuesto medio de las familias también sufre importantes variaciones según la comunidad. Mientras que los extremeños gastan de media 22.493 euros anuales, los vascos con 33.318 son los que más gastan de España, según los datos de la Encuesta de Presupuestos familiares del INE, cuya última edición es de junio de 2016.

Entre el 35 y el 52% del gasto total, las facturas pellizcan una parte importante del gasto familiar (en España la media es de 27.419 euros anuales).Desde el inicio de la crisis en 2008, los hogares han reducido sus gastos un 13,5%. También por comunidades, la reducción ha sido dispar. Los andaluces han disminuido sus gastos casi un 20% – los que más – mientras que en el País Vasco el gasto se ha recortado solo un 3,5%.

Desde el inicio de la crisis en 2008, los hogares han reducido sus gastos un 13,5%

La crisis también ha aumentado el porcentaje de familias que se retrasan en el pago de sus facturas. Mientras que en 2008 el 6 de cada 100 hogares admitía haber dilatado sus obligaciones en este sentido, el porcentaje ha pasado al 9,4 según los últimos datos del INE en su encuesta de presupuestos familiares.

En este sentido, la peor parte la representan los ceutíes y los insulares – baleares y canarios -, donde entre el 17 y el 31% de los hogares reconocen haberse retrasado en el pago de las facturas. Por otro lado, navarros, vascos y extremeños son los más cumplidores, pues menos del 5% de los hogares expone algún retraso en el abono de recibos.