La salida a bolsa de Bankia sigue en primera línea de actualidad, unos días después de que hayan desfilado por la Audiencia nacional los miembros de la cúpula de la CNMV y del Banco de España, como testigos -antigua figura del imputado- para esclarecer posibles irregularidades del presunto fraude.

La compañía nacionalizada devolvió el año pasado 1.564 millones de euros a 219.876 accionistas minoristas que acudieron a la OPS (Oferta Pública de Suscripción) en julio de 2011. Sin embargo, aún quedan 4.854 particulares a la espera de recibir en torno a 50 millones de euros. Se trata de los afectados que emprendieron acciones legales en contra de Bankia, en lugar de acogerse al procedimiento exprés que abrió la entidad para liquidar rápidamente este episodio.

Los inversores que fueron a juicio están pendientes de que les devuelvan 50 millones de euros

En febrero del año pasado, el grupo nacionalizado lanzó un proceso exprés para reintegrar a los minoritarios el 100% de lo invertido más unos intereses compensatorios del 1% anual.

Los clientes que decidieron ir a los tribunales para reclamar su inversión en la OPS están a merced de los ritmos de la justicia y, aunque en general las sentencias se están fallando a su favor, estos casi 5.000 afectados todavía están pendiente de cobrar lo invertido seis años después del desembolso.

La entidad devolvió 1.564 millones de euros a 219.876 accionistas minoristas en 2016 por la OPS

Bankia decidió devolver el dinero, ante la avalancha de demandas recibidas por miles de clientes que se sintieron estafados por respaldar una operación con la que sufrieron abultadas pérdidas.

El punto de inflexión llegó cuando en enero del año pasado el Tribunal Supremo anuló la compra de títulos del banco al considerar que hubo error en el consentimiento por el desfase entre las cifras del folleto de la salida a bolsa y las condiciones reales de la entidad.

La entidad ha señalado en varias ocasiones que su política de devolución de las inversiones realizadas por los minoritarios ahorró al banco gastos judiciales por importe de 400 millones de euros. Siguiendo esta experiencia ha decidido devolver lo cobrado de más a todos sus clientes por cláusulas suelo, evitando ir a juicio. Con esta decisión, Bankia espera ahorrarse 100 millones de euros.

Iberdrola pierde su demanda

Junto a los inversores minoristas, un total de 16.238 inversores institucionales invirtieron en torno a 1.200 millones en Bankia. Entre los principales inversores destaca Mapfre, que destinó 281,6 millones de euros a la operación. Santander (156 millones) y CaixaBank (100 millones). También desembolsaron cantidades significativas Iberdrola, Telefónica, ACS y Acciona, entre otros.

El viernes se conoció que Bankia había ganado la demanda que Iberdrola había interpuesto contra la eléctrica. El Juzgado de 1ª Instancia Nº 89 de Madrid desestimó íntegramente la demanda contra la entidad, a la que le reclamaba unos 12 millones de euros por las pérdidas sufridas en una inversión que rondó los 70 millones de euros.

El magistrado José Ramón Manzanares consideró que la eléctrica que preside Ignacio Galán contó con información “notabilísimamente superior” a la que tenían los inversores minoristas. En su opinión, la compañía no puede apoyarse en la falsedad de las cuentas para considerar que cometió un error al invertir en los títulos de la entidad.